Publicado: 21.08.2014 21:32 |Actualizado: 21.08.2014 21:32

Queman cinco autobuses por la excarcelación de los presos de ETA enfermos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha abierto este jueves diligencias de investigación para esclarecer la quema de cinco autobuses en Loiu (Bizkaia), un ataque cuya autoría ha reivindicado esta tarde un grupo hasta ahora desconocido que reclama la excarcelación de los presos de ETA enfermos.

El incendio que provocó en el aparcamiento exterior de una cochera la quema de los autobuses de la empresa de transportes Lujua se produjo durante la madrugada del miércoles. El fuego se inició en uno de los vehículos y se propagó a los otros cuatro sin afectar a la nave.

Esta mañana, tras recibir el atestado de la Ertzaintza que apunta a la posibilidad de que el ataque se trate de un acto de sabotaje o de violencia callejera al haber aparecido en las inmediaciones del incendio pasquines en apoyo a los presos de ETA, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha decidido abrir una investigación.

El juez, según fuentes jurídicas, quiere investigar si estos hechos pueden ser constitutivos de un delito de estragos terroristas.

Horas después de conocerse la apertura de diligencias de investigación por parte de Andreu, un grupo, que reclama la excarcelación de los presos de ETA enfermos, se ha responsabilizado de la autoría del incendio, a través de un correo electrónico anónimo remitido al grupo de comunicación público EITB.

En el correo el grupo explica que colocaron pequeños artefactos en la parte trasera de los vehículos, recuerda que, aunque ETA ha puesto fin a su actividad armada, la situación de los presos ha empeorado y añade que, ante esta situación, no piensan quedarse "mirando al cielo".

Poco después de difundirse esta reivindicación se han sucedido los comunicados de formaciones políticas y del Gobierno Vasco.

Sortu: "Este ataque está totalmente fuera de la estrategia de la izquierda abertzale"

En primer lugar, Sortu ha rechazado la quema de autobuses y ha asegurado que "este ataque se enmarca totalmente fuera de la estrategia de la izquierda abertzale" y que "sólo beneficia a aquellos que pretenden perpetuar el conflicto, es decir, a aquellos que vulneran a diario los derechos de los presos vascos".

Posteriormente, el Gobierno Vasco, también a través de una nota informativa, ha expresado su "repulsa y condena más clara ante cualquier forma de reaparición de la violencia".

El Ejecutivo que preside Iñigo Urkullu ha pedido una condena "explícita" de estos hechos "por parte de quienes en el pasado no lo hicieron y también por parte de organizaciones cuyas reivindicaciones en materia de presos coinciden de manera prácticamente literal con el comunicado de reivindicación hecho público hoy".

En declaraciones a Radio Bilbao, el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha pedido a la izquierda abertzale que haga entender "hasta al último recalcitrante" del vandalismo que la violencia "es el pasado en Euskadi y no puede durar un minuto más".

También el PP vasco, a través de su secretaria general, Nerea Llanos, ha expresado la condena "total y absoluta" del ataque y ha exigido a Sortu una condena clara del incendio en vez de "circunloquios" como decir que ese ataque está "fuera de la estrategia de la izquierda abertzale".


http://www.quoners.es/debate/crees-que-estamos-asistiendo-al-fin-de-eta-y-de-la-lucha-armada