Público
Público

"Quememos la banca para salir de la crisis"

Aviador Dro cumple 30 años de carrera con un concierto y la reedición sus discos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El futuro ya está aquí... y no era como imaginábamos. La sentencia, aplicable a visionarios, autores de ciencia-ficcion y gurús, se podría utilizar con el grupo de música Aviador Dro, que hace 30 años comenzaba su carrera mezclando proclamas políticas, lírica propagandística, estética de tebeo y sonido electrónico. 'Pero nuestro futuro, más que imaginado, era deseado', se defiende Servando Carballar, conocido por su nombre de guerra al frente de Aviador Dro: Biovac N. 'De alguna manera, preconizamos un banco mundial de datos, y ahí está Internet ahora. Y el mundo en el que vivimos es un mundo cyborg: no se necesitan tener partes maquinales para formar parte de una maquinaria, de un colectivo conectado'.

Precisamente Yo, Cyborg es el título del disco con el que celebran estos 30 años de 'cable, acero y sangre', un álbum que 'recrea nuestras canciones favoritas tal y como las hacemos ahora. Porque los temas han cambiado, mutando con nosotros. Ahora sonamos como somos y somos como sonamos'.

Esta noche, la actual formación de la banda (que vuelve a incluir a Mario Gil, de La Mode y Paraíso) lo celebrará con un concierto en la madrileña Joy Eslava, donde pasarán aviadores de formaciones anteriores y 'gente con la que hemos compartido experiencias y emociones: Alaska, Germán Coppini, Iñaki Glutamato y José Luis Moro, de Un pingüino en mi ascensor'. Y no paran: han abierto un espacio en Second Life (Mecanisburgo) y preparan la reedición de sus discos, 'posiblemente la última vez que se puedan ver en formato físico'.

A por las Islas Caimán

Yo, Cyborg incluye tres temas nuevos, de entre los que destaca el single Un mundo mejor, un tema que representa su sonido actual, 'más poderoso', y que habla de 'la democracia como falacia para ocultar un feudalismo bancario'. Y es que los Aviadores también se permiten dar unos consejos para superar la crisis, el principal de los cuales es 'hundir las Islas Caimán. Salir de la crisis es sencillo: prenderle fuego a la banca. O nacionalizarla, como un recurso más civilizado'.

Treinta años después, con la electrónica ya instalada en discográficas y festivales y con las máquinas a toda potencia, Carballar no cree que el mensaje y sonido de Aviador Dro se haya estandarizado. 'El futuro venía detrás de nosotros. No lo hemos hecho asequible sino que el mundo se ha conformado un poco más a nuestras ideas. De hecho, en el momento en que el mundo nos alcance, deberíamos dar un salto a otra cosa porque, como buenos futuristas, lo que tenemos es que proponer'.