Publicado: 05.07.2014 08:00 |Actualizado: 05.07.2014 08:00

¿Quiénes serán este año los mejores jugadores de Catán y Carcassonne en España?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Este fin de semana se celebra en Madrid el 13º Campeonato de España de Catán y la décima edición del mismo de Carcassonne. Estos juegos de mesa, cuya popularidad ha ido en aumento desde principios de siglo, han conseguido reunir en la fase previa de Catán a más de 1.600 jugadores (400 más que el año pasado), y en la de Catán 1.100 (300 más que el año anterior).

En las dos fases finales participarán 160 jugadores y el ganador del campeonato de Catán representará a España en el Mundial que se celebrará en octubre en Berlín, mientras que el ganador del de Carcassonne representará a nuestro país en otro Mundial que se celebrará en Essen, también en Alemania ese mismo mes.

Barriendo del mapa a los tradicionales Monopoly o Trivial, no es casualidad que en la serie de televisión The Big Bang Theory aparezcan sus protagonistas jugando a Catán, ya que su popularidad continúa creciendo desde hace dos décadas. En España las ventas acumuladas de Catán y Carcassonne son de 190.000 unidades de cada juego y su familia de actualizaciones. Estados Unidos está empezando ya a importarlos y en Sillicon Valley los talentos de las nuevas tecnologías los juegan en sus casas.

Catán es un juego de mesa multijugador, ideal para toda la familia, que se ha convertido en un fenómeno mundial. Lleva ya más de 20 millones de juegos vendidos en todo el mundo y un millón en España durante toda su historia. El juego fue creado por el alemán Klaus Teuber en 1995, antes de la llegada de Internet. Se trata de un juego que aúna estrategia, astucia y capacidad para negociar, y en el que los jugadores tratan de colonizar una isla rica en recursos naturales. Así, hay que construir pueblos y ciudades, establecer rutas comerciales, etc.

Tablero de juego durante una partida de Catán.

En Carcassonne hay que construir también una ciudad amurallada y todo lo que le rodea: caminos, ríos, campos, monasterios y castillos, con el objetivo de conseguir más puntos que los contrincantes. Carcassonne y Catán han recibido muchos premios en todo el mundo, entre ellos han sido galardonados como Mejor Juego del Año en diferentes ocasiones.

Las cifras hablan por sí solas. Si en el año 2012 las ventas aumentaron un 15 por ciento con respecto a 2011 y en 2013 se vendieron también un 15 por ciento más de juegos de mesa que en el 2012, este año la tendencia indica que se crecerá en torno a un 20 por ciento. Es decir, las subidas son permanentes y consolidadas en este sector, incluso teniendo que competir en un entorno de crisis financiera global y frente al potente sector de los videojuegos.

El aporte fundamental de estos juegos de mesa es que consiguen reunir a las familias y a los amigos en una actividad en común donde se rompe la barrera de la edad y se estimula la socialización, la creatividad y la capacidad de discernimiento, potenciando habilidades como el cálculo, la estrategia, la planificación o la capacidad de negociación. Los juegos de mesa han encontrado su lugar en los hogares ya que resultan también económicos (cuestan entre 30 y 40 euros, la mayoría) y ofrecen infinitas partidas. Los denominados Eurogames se juegan en partidas con una duración asumible, no con partidas interminables. Además, cada partida es distinta a la anterior por la propia concepción del juego y así nunca nadie está descartado para la victoria hasta el final de la partida.