Público
Público

Quince detenidos y 124 kilos de droga incautados en cuatro comunidades

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Quince personas han sido detenidas en Navarra, La Rioja, Vizcaya y Cantabria, once de las cuales han ingresado en prisión, en una operación conjunta de la Guardia Civil y la Ertzaintza, en la que se han incautado de 124 kilos de distintas sustancias estupefacientes, sobre todo "speed".

La operación, dirigida desde Navarra, es la mayor de la Comunidad Foral contra el tráfico de "speed" y una de las más importantes de España, ha señalado hoy el coronel Juan Luis Pérez Martín en una rueda de prensa en la que la delegada del Gobierno, Elma Sáiz, ha calificado de "importantísima" la actuación y ha valorado la colaboración con la política autónoma vasca.

El valor de lo incautado ronda el millón de euros, pero, dado el aumento del precio de la droga cuando se pone en el mercado, el coronel Pérez Martín ha indicado que podría haber alcanzado los dos millones y medio de euros.

Con esta actuación, denominada "Nascar", se ha dado por desarticulada una red dedicada al tráfico de drogas sintéticas en la que la mayoría de sus integrantes se dedicaban al mundo del transporte y utilizaban rutas comerciales para transportar la droga, que tenía como destino Navarra, País Vasco, La Rioja y Cantabria.

La operación se inició el pasado mes de junio al detectar la Guardia Civil un "claro" incremento del consumo de speed en la Ribera de Navarra y la investigación se cruzó posteriormente con otra de la Ertzaintza en Vizcaya que tenía como objetivo al mismo grupo delictivo, por lo que desde ese momento se realizó de forma conjunta y coordinada.

Ambos cuerpos policiales constataron que se trataba de una organización "perfectamente jerarquizada" en la que cada miembro tenía un cometido "muy definido", ya que parte de ellos se dedicaba a la introducción de speed en Navarra para su posterior distribución en la Ribera del Ebro.

Éstos adquirían dicha sustancia a través de otros integrantes de la organización residentes en Cantabria y Vizcaya, quienes introducían la droga en España desde Holanda, según la información facilitada por la Guardia Civil.

Las investigaciones permitieron descubrir el lugar donde se almacenaba la droga: una nave localizada en un polígono industrial de la localidad vizcaína de Barakaldo.

En total se han realizado 12 registros en Navarra (Funes, San Adrián y Milagro), La Rioja (Calahorra), Cantabria (Ramales de la Victoria) y Vizcaya (Leioa y Barakaldo).

En cuanto a los detenidos, todos ellos españoles, once residían en Navarra (2 en Funes, 1 en Milagro, 7 en San Adrián y 1 en Peralta), uno en La Rioja (Calahorra), dos en Vizcaya (Leioa y Barakaldo) y el último en Cantabria (Ramales de la Victoria).

Durante los registros, los agentes se incautaron de 50 kilos de speed de gran pureza; 74 kilos de speed adulterado; 1 kilo de cocaína; 13,5 kilos de hachís; 6,6 kilos de marihuana; 6.000 pastillas de éxtasis; 3 gramos de cristal; 4 vehículos de alta gama; 2 motocicletas de alta cilindrada: una pistola Taser de descargas eléctricas y munición de 9 milímetros parabéllum

La operación ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción número 1 de Estella (Navarra) y ha contado con la participación de más de 100 efectivos.

La cooperación lograda entre Guardia Civil y Ertzaintza ha sido valorada por la delegada del Gobierno en Navarra, quien ha destacado la importancia de la cooperación entre los distintos cuerpos policiales, primando el interés público.

Elma Sáiz ha valorado igualmente el que se haya evitado la puesta en el mercado de dichas sustancias, que pueden hacer "mucho daño" a quien las consuman, y ha advertido a los jóvenes de que "la droga mata". "Más tarde o más temprano es letal para el que la consume", ha enfatizado.