Público
Público

A quince minutos del fin del mundo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una alto dirigente de un banco británico declaró ayer en Financial Times sentirse 'como si estuviéramos a quince minutos del fin del mundo'.

La expresión resume muy gráficamente el estado de ansiedad de los mercado financieros ante el desenlace del plan de rescate financiero de la Casa Blanca. Aunque los precedentes nos invitan a ser audaces en el pronóstico, parece que hoy, por fin, habrá un acuerdo global, lo que permitirá un respiro de alivio al sistema financiero.

Pero la aprobación del plan de rescate, de producirse finalmente, no debe ser más que el principio de un proceso de transformación de un modelo que ha demostrado su fragilidad en algunos de sus pilares básicos.

En particular, es imprescindible reformar el sistema de retribuciones, que es el origen de un sinnúmero de atropellos éticos, tanto por arriba como por abajo de la escala salarial.

Tan grave es que un banquero incompetente se lleve a casa varios millones de euros como que cualquier secretaria de una firma de inversión se quede sin los ahorros de toda su vida porque las acciones de su empresa que ella creía seguras se desploman sin remedio.

El segundo aspecto que merece una reflexión profunda es la opacidad de las transacciones financieras, que es la raíz primera de los problemas de la hipotecas basura. Sin transparencia, el mercado se convierte en una finca para el uso y abuso de unos pocos privilegiados que la explotan en beneficio propio.