Público
Público

El 9 era la quinta opción del 7

Cristiano Ronaldo hereda el dorsal de Di Stéfano pese a que él prefería otros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cristiano Ronaldo celebrará sus goles como madridista con el número 9 a la espalda, un dorsal mítico en la historia del Madrid. Así se lo han hecho ver desde la zona noble del Bernabéu, aunque este número no es muy del agrado del delantero portugués.

A pesar de que Cristiano lleva algunos días comentando a su círculo de amistades que 'será un honor llevar el número de una leyenda como Di Stéfano', lo cierto es que el luso trató hasta última hora que el Madrid le asignara otro dorsal. Siempre supo que el 7 es propiedad de Raúl (a Figo y Beckham les ocurrió lo mismo cuando llegaron al Madrid), y por eso no perdió fuerzas n pelear por él. Tras hablar con su representante, Jorge Mendes, transmitió al club su siguiente elección: el 10. Era el número que su ídolo, Figo, lució de blanco y el del jugador total por antonomasia. El dorsal perfecto para el marketing que persigue el club. Pero tampoco pudo ser. El 10 es actualmente propiedad de Sneijder y Florentino Pérez, presidente, y Jorge Valdano, director general, decidieron no quebrantar los códigos internos del vestuario.

La consigna de Florentino a su junta directiva de dar el mismo trato a todos los jugadores hubiese tenido su primera fisura si el presidente se salta a la torera la forma para elegir dorsal que gobierna en Valdebebas. Primero, los veteranos y, luego, los nuevos. Siendo Sneijder todavía jugador del Madrid, nadie en el club ha encontrado la forma para hacerle ver al holandés que debía ceder su número al nuevo crack madridista.

Pero Cristiano lo intentó de nuevo. Rechazado el 10, probó suerte pidiendo el 17, propiedad de Van Nistelrooy. Recibió la misma respuesta del club. Otro número ocupado y otra decepción para Cristiano. 'Entre el 8 y el 9, prefiero el 8', llegó a indicar resignado el portugués a un allegado. Pero ese dorsal tiene dueño desde hace una semana: Kaká.

El 9 es un número que no agrada en exceso a Cristiano por varios motivos. El principal es que el portugués siempre vio en él al dorsal de los delanteros centro, estereotipo del que huye. Pero además llevando ese número en el Madrid se harán comparaciones con el último gran 9 que pisó el Bernabéu y con el que, además, comparte nombre: Ronaldo.

La designación de los dorsales parece ser la única asignatura pendiente de Florentino en este primer mes desde que regresó al Bernabéu. En su día, otros grandes clubes europeos, como el Inter, tuvieron menos problemas para solventar esta situación. Ronaldo a su llegada le quitó el 9 a Zamorano, que pasó a llevar el 18 (1+8=9), con el beneplácito de Moratti (propietario del club). Sin embargo, Florentino, de momento, está evitando tomar ese tipo de decisiones. Por eso Cristiano llevará el 9, su quinta opción. A Benzema, de momento, le queda libre el 12...