Público
Público

Quique Sánchez Flores, nuevo entrenador del Atlético de Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Quique Sánchez Flores llegó a un acuerdo con el Atlético de Madrid para ser el nuevo entrenador del equipo y será presentado el lunes, informó el viernes el club español horas después de la destitución de Abel Resino.

"El Club Atlético de Madrid ha llegado a un acuerdo con Quique (Sánchez) Flores para que se convierta en el nuevo entrenador rojiblanco hasta final de la presente temporada", dijo el club en su página web (www.clubatleticodemadrid.com), donde añadió que la presentación oficial se realizará en la mañana del lunes.

El Atlético había anunciado a primera hora del día la destitución de Abel, motivada por una serie de malos resultados.

El club colchonero está en lo más bajo del Grupo D de la Liga de Campeones sin haber marcado un gol, después de haber sido vapuleado el miércoles por el Chelsea por 4-0.

Además, es decimoquinto en la Liga, con sólo una victoria en los siete primeros partidos de la temporada.

"El Atlético y Abel Resino han acordado poner fin a su relación", dijo el director deportivo del club Jesús García Pitarch en una rueda de prensa realizada anteriormente el viernes.

El ayudante del técnico, Santi Denia, se hará cargo del partido del sábado que el Atlético juega en casa ante el Mallorca, actualmente quinto en la tabla, añadió García Pitarch.

"Sigo convencido de que un par de buenos resultados cambiarán todo esto", dijo Abel en la misma rueda de prensa.

El antiguo portero del Atlético fue contratado para sustituir a Javier Aguirre a principios de febrero, cuando el equipo sufrió una racha negativa de resultados la pasada temporada.

Abel no pudo impedir la eliminación de la Liga de Campeones en los octavos de final ante el Oporto, pero logró reanimar al equipo lo suficiente para alcanzar un cuarto puesto en la Liga que daba derecho a entrar en la fase previa del máximo torneo europeo.

Aunque venció al Panathinaikos por 5-2 en la clasificación de la Liga de Campeones en agosto, desde entonces el equipo no ha conseguido buenos resultados, encajando 17 goles y marcando el peor registro defensivo del campeonato europeo.