Público
Público

Rabat conmemora la Marcha Verde que sigue marcando las relaciones con España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Marruecos celebra hoy el aniversario de la Marcha Verde, tras la cual se anexionó el territorio del Sahara Occidental, que 33 años después todavía marca las relaciones entre este país y España.

El rey Mohamed VI dirigirá esta noche un discurso a la nación a las 20.30 (hora GMT) con motivo de esta celebración, que Marruecos recuerda como uno de los "gloriosos" días en su historia.

La Marcha Verde fue una iniciativa del difunto rey Hasan II ante el proceso de descolonización que España, a instancias de la ONU, había iniciado un año antes, en 1974.

Marruecos consideró en aquella época que España preparaba la creación de un "pequeño Estado saharaui" que estaría controlado desde Madrid.

Hasan II dio la orden de partida a unos 350.000 marroquíes, entre ellos muchas mujeres y niños, que cruzaron la frontera y avanzaron hasta los muros defensivos del Ejército español blandiendo banderas verdes del Islam, ejemplares del Corán, enseñas nacionales marroquíes y retratos del rey.

Ocho días después, se firmaban en Madrid los Acuerdos tripartitos hispano-mauritano-marroquíes, que establecían la evacuación de los militares españoles y la entrega del territorio a Marruecos y Mauritania.

El Frente Polisario, que estableció su sede en Tinduf, en el sur de Argelia, donde se refugiaron decenas de miles de saharauis, rechazó este acuerdo y comenzó una lucha armada contra los dos países, que mantuvo contra Marruecos hasta el alto el fuego auspiciado por la ONU, en el año 1991.

Aunque España se retiró del territorio del Sahara Occidental en 1976, este conflicto ha seguido creando fricciones entre ambos países.

En octubre de 2001, Marruecos retiró por tiempo indefinido a su embajador en Madrid y canceló una Reunión de Alto Nivel (RAN), calificando de "hostil" la postura española sobre la cuestión del Sahara Occidental en la ONU, aunque finalmente se consiguieron solventar estas diferencias.

El aniversario de la Marcha Verde coincidió el año pasado con la visita de los Reyes de España a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, los días 5 y 6 de noviembre de 2007, lo que Rabat consideró una "provocación premeditada".

El Gobierno de Marruecos anunció, el 2 de noviembre de 2007, la llamada a consultas de su embajador en Madrid.

Dos meses después, el ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, visitó Marruecos y entregó una carta del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al rey Mohamed VI.

Pocos días después, el 9 de enero, el embajador marroquí, Omar Azziman, retomó su actividad en Madrid.

Como cada conmemoración de la Marcha Verde, el monarca alauí dirige un discurso a su pueblo, en el que suele reiterar la postura de su país sobre el conflicto del Sahara Occidental.

En el discurso de hoy, la opinión pública espera saber cómo será la reacción de Marruecos ante la elección del nuevo presidente en Estados Unidos.

La prensa marroquí ha expresado su temor ante un posible cambio de la postura de la nueva administración de Barack Obama sobre este asunto.