Publicado: 11.04.2015 17:04 |Actualizado: 11.04.2015 17:04

Radiografías vecinales para visibilizar los efectos de la crisis

La iniciativa Invisibles Hortaleza, promovida por la asamblea del 15M del distrito madrileño, elabora un estudio basado en centenares de encuestas para sondear el empobrecimiento del vecindario: más de 2.000 hogares del barrio viven por debajo del umbral de la pobreza.

Publicidad
Media: 4.69
Votos: 13
Comentarios:

La frase se ha repetido como un mantra, procedente de diferentes voces, durante los últimos años. “Madrid resiste mejor la crisis que el resto de España”, han dicho reiteradamente los máximos responsables de las instituciones madrileñas, gobernadas por el Partido Popular. La declaración ha salido de boca tanto de Esperanza Aguirre como de Ana Botella o Ignacio González, aferrándose siempre a lo irrefutable de los datos: en estos tiempos de zozobra económica, el porcentaje de desempleo en la capital ha permanecido por debajo la media nacional.



Pero las estadísticas tienen su reverso, y en Madrid los números van por barrios. Entre el distrito de Retiro y el de Puente de Vallecas, limítrofes y separados por la M-30, existe una diferencia de renta familiar superior a los 10.000 euros, según datos de 2011. A finales del año pasado, en Puente de Vallecas el paro afectaba al 20 por ciento de su población activa, duplicando el porcentaje de Retiro, donde no alcanzaba el 10 por ciento.

.

Las desigualdades económicas en la capital también pueden ser abismales dentro de un mismo distrito. Sucede en Hortaleza, situado al noroeste de la capital (174.000 habitantes). Allí se ubica uno de los barrios más ricos de Madrid, La Piovera, donde al inicio de la crisis la renta per cápita superaba los 30.000 euros. Casi el triple que en el vecino barrio de Canillas, situado al otro lado de la calle Silvano, donde los ingresos menguaban a los 12.000 euros anuales. Los datos corresponden a 2008, cuando la economía española todavía permanecía en la “Champions League”, en palabras del presidente Rodríguez Zapatero. Desde entonces, el Ayuntamiento de Madrid no ha actualizado los datos de las rentas por barrios en su página web.

A falta de cifras oficiales, el vecindario de Hortaleza ha puesto al día, con sus propios y escasos recursos, los números que retratan las consecuencias de la crisis en su distrito. Y lo han hecho con rigor científico. Con el nombre de Invisibles Hortaleza, esta iniciativa promovida por la asamblea local del 15M presenta este fin de semana los resultados del estudio 'Hogares de Hortaleza: de la vulnerabilidad a la pobreza', basado en más de 600 entrevistas a residentes del distrito madrileño. Las primeras conclusiones demuestran que el último lustro ha esquilmado las economías familiares: en Hortaleza (donde la renta media familar era hace cuatro años de 23.229 euros anuales) un tercio de los hogares vive actualmente con menos de 1.200 euros mensuales. Y la mitad ha tenido que reducir el consumo de luz, agua y gas para llegar a fin de mes. Hay cifras más crudas: las mansiones de La Piovera comparten territorio con 2.475 viviendas cuyos ingresos están por debajo del umbral de la pobreza. Y en el 80 por ciento de esos hogares residen dos o más personas, según el estudio de Invisibles Hortaleza.

.

“El estudio ha seguido una planificación objetiva, con el mismo rigor que cualquier investigación sociológica o demoscópica”, explica Israel Mogrovejo, sociólogo y miembro de REDIIS, el colectivo que ha asesorado a la asamblea del 15M para elaborar el estudio. “Es una investigación social puesta al servicio de la vida cotidiana de la gente, con una metodología participativa. La vecindad ha sido actor y protagonista del estudio, no se ha realizado por expertos desde un despacho. Se trataba de empoderar a la ciudadanía en el proceso de investigación”, añade Mogrovejo.

Durante varios meses, los activistas del 15M, con ayuda de vecinos a título particular, han peinado todas las zonas del distrito para hacer visible lo que nadie quería ver. “En la asamblea decidimos comprobar el empobrecimiento del barrio en números, porque parece que sin dar datos las personas no existen”, afirma Mar Sánchez, una de las integrantes de la asamblea del 15M de Hortaleza, y también uno de las personas que ha puesto cara a las estadísticas. Su rostro aparece en uno de los impactantes carteles con los que se difunde la iniciativa en el barrio, acompañado de una leyenda: “Tengo trabajo, pero soy una de las 60.256 personas de Hortaleza que no puede ir al dentista cuando lo necesita”.

La idea no es nueva. El año pasado, las calles del distrito de Tetuán (152.523 habitantes) aparecieron empapeladas con las fotografías de cinco mujeres y mensajes rotundos. “Soy una de las 5.000 familias que será desahuciada en Tetuán”, se leía en uno de los carteles, que llamaron la atención incluso de la prensa internacional. La iniciativa Invisibles tiene su origen en este populoso barrio madrileño, y también fue impulsada por la asamblea popular del 15M, que en Tetuán se esmera en la lucha contra los desahucios y la exclusión social. La campaña también estuvo acompañada de estadísticas rescatadas por el vecindario: una quinta parte de los hogares de Tetuán está en riesgo de pobreza, y el cinco por ciento en situación de extrema pobreza, aproximadamente 7.800 personas.