Publicado: 25.02.2014 20:24 |Actualizado: 25.02.2014 20:24

Rafael del Pino ingresó 5,3 millones como presidente de Ferrovial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Ferrovial, Rafael del Pino, percibió una retribución de 3,469 millones de euros en el ejercicio 2013, lo que supone un incremento del 3,6% en comparación a 2012, según el informe de retribuciones del grupo de construcción, servicios y concesiones. Durante el ejercicio 2013, Del Pino ha recibido además opciones sobre acciones (stock options) por un importe de 1,87 millones de euros, de acuerdo con el plan aprobado por la compañía.

De esta forma, la remuneración total devengada por el presidente de Ferrovial en 2013 fue de 5,344 millones de euros, importe un 45,8% superior a la de 3,66 millones de 2012, según el informe remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En cuanto a los 3,46 millones de euros percibidos en metálico, 1,175 millones corresponden a la retribución fija, y otros 2,06 millones, a la variable.

El consejero delegado de Ferrovial Íñigo Meirás, recibió una retribución en metálico de 2,957 millones de euros el pasado año, lo que arroja un aumento del 3,8% en comparación a 2012. Tras sumar las opciones sobre acciones recibidas y ejercitadas, los emolumentos devengados por Meirás suman 4,95 millones de euros, frente a los 2,97 millones de 2012, lo que arroja un aumento del 66,1%.

En total, los doce miembros del consejo de administración de Ferrovial devegaron una remuneración total de 12,79 millones, un 29,8% menos que en 2012. De este importe, 7,85 millones se abonaron en metálico.

En el informe, remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Ferrovial explica que los principios que rigen su sistema retributivo son la creación de valor a largo plazo, la atracción y retención de los mejores profesionales, el de recompensar atendiendo al nivel de responsabilidad y a la trayectoria profesional, y el "logro responsable" de objetivos de acuerdo con su política de gestión de riesgos. Asimismo, la compañía tambiénse guía por la·transparencia, el equilibrio razonable entre los componentes de la retribución fija y variable, y el propósito de reflejar una adecuada asunción de riesgos combinada con el logro de los objetivos definidos, además del respeto a los estándares y principios de las mejores prácticas nacionales e internacionales en materia de buen gobierno.