Público
Público

Rafael Medina: "No intento crear moda, sino contar una historia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

"No intento crear moda, sino contar una historia contemporánea con tejidos adecuados", ha dicho hoy a Efe Rafael Medina, propietario de Scalpers, firma que exhibe su colección de invierno 2012-2013 en Pitti Uomo, el mayor escaparate de moda masculina.

Desde que comenzó su andadura profesional en el mundo de la moda hace cuatro años con su firma Scalpers, Rafael Medina, primogénito de Naty Abascal, no ha dejado de cosechar éxitos. "Me divierte mezclar colores y tejidos, aunque reconozco que lo más complicado ha sido hacerse un hueco en el mercado".

Su gusto por la moda, especialmente por el vestir bien, de forma elegante y sin llamar la atención, le ha llevado a crear ropa masculina muy bien confeccionada. "Me gusta vestir con ropa clásica, que no pase de moda, eso no quiere decir que eche mano de la ropa del abuelo", dijo el empresario sevillano.

La marca ha madurado y su última colección, inspirada en los colegios británicos, presenta "looks" completos que hablan de volúmenes, de detalles, de sofisticación y de colores atractivos y favorecedores. "He abusado de los tejidos lavados y de las coderas. En esta colección no hay ninguna prenda planchada, los tejidos son de fábula", contó Medina.

Son tres las líneas que ha presentado en la 81 edición de Pitti Uomo. La primera, muy "casual", apuesta por estampados de cuadros, panas lavadas, chaquetas ribeteadas, camisas tipo "oxford" y zapatos de cordones.

En la segunda, urbana y con un toque "dandy", prima la raya diplomática, los trajes de chaqueta cruzados y las camisas con cuello bicolor.

Y con la tercera se pretende vestir a un hombre bohemio con tintes "vintage". Para ello, Rafael Medina ha recurrido a patrones impecables que expresan cierto desenfado y dejadez. Las panas lavadas, las chaquetas de lana con ochos, los foulares y el juego de volúmenes son los verdaderos protagonistas.

"La marca lleva buen rumbo", aseguró Medina, quien ha afirmado que próximamente la firma se instalara en México, concretamente en la Palacio de Hierro.

Ese buen rumbo le ha llevado a crear la línea "Scalpers make in Italy", en la que la calidad de los tejidos prima sobre el resto. "Son prendas muy clásicas para un hombre sofisticado que buscar vestir con un confort exquisito", concluyó.