Público
Público

Rafela Romero pide a Paco Larrañaga que escriba a Pablo Ibar para animarle

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La presidenta de las Juntas Generales de Guipúzcoa, Rafaela Romero, ha pedido hoy al joven hispano-filipino Paco Larrañaga, internado en la prisión donostiarra de Martutene desde el pasado martes, que escriba a Pablo Ibar, condenado a muerte en los Estados Unidos, para animarle.

Romero ha hecho esta petición a Larrañaga durante una visita que ha realizado al recluso esta tarde, después que de esta mañana sus familiares hayan acudido a verlo a este centro penitenciario guipuzcoano al que fue trasladado el pasado martes desde la cárcel madrileña de Soto del Real, donde había permanecido desde su llegada a España.

Paco Larrañaga, de padre vasco y madre asiática, fue declarado culpable en Filipinas del secuestro, violación y asesinato en 1997 de las hermanas Jaqueline y Manjoy Chiong y, cinco años después, el Tribunal Supremo de Filipinas le condenó a muerte, aunque la pena le fue conmutada en 2006 por la de cadena perpetua, equivalente a 40 años de prisión de cumplimiento efectivo.

El pasado 6 de octubre fue traído a España, después de innumerables gestiones legales y diplomáticas, para terminar de cumplir su pena.

Tras visitarlo en prisión, Romero ha explicado a Efe que ha pedido a Larrañaga que escriba cartas para dar ánimos a Pablo Ibar, también español de origen guipuzcoano, en el corredor de la muerte en los Estados Unidos desde el año 2000, y al que la presidenta del Parlamento guipuzcoano ha encontrado "muy triste" en las últimas misivas que le ha remitido.

Respecto a Larrañaga, quien mañana cumplirá 32 años, Romero ha dicho que le ha dado una imagen "totalmente positiva, sabiendo que ha vivido doce años en el corredor de la muerte en Filipinas", país en el que actualmente hay 1.800 personas en esta situación y viviendo en prisión en unas condiciones "insalubres".

"Esperaba encontrarme una persona resabiada, resentida, tal vez distante y precavida, pero es un joven como otro cualquiera, muy agradecido, con la mirada limpia, esperanzado y con ganas de hacer muchas cosas", ha explicado Romero.

La política guipuzcoana ha criticado además la pena de muerte porque, según ha dicho, "disponer de la vida de una persona no es nunca la solución ni una decisión que se deba tomar, por parte de ninguna persona, pero mucho menos por un Estado que se diga democrático".