Público
Público

Rajevac continúa con la influencia serbia en Ghana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Milovan Rajevac ha protagonizado un rápido ascenso en el fútbol para pasar desde la oscuridad de las provincias serbias a estar entre los 32 entrenadores del Mundial de Sudáfrica.

Su éxito a la hora de llevar a dos clubes serbios poco conocidos hasta la Copa de la UEFA le hizo ganarse una buena reputación en su país de origen y una recomendación para ser el seleccionador de Ghana cuando el equipo africano buscaba un nuevo entrenador hace dos años.

El técnico de 56 años se benefició también del éxito logrado por el último entrenador de Ghana en una Copa del Mundo, su compatriota Ratomir Dujkovic.

Los dirigentes de la Federación de Ghana buscaban otro serbio para la clasificación a Sudáfrica 2010, con la esperanza de que emulara el éxito que tuvieron en el Mundial de 2006 en Alemania.

"Tengo que dar las gracias a Dujkovic, porque los ghaneses estaban buscando específicamente un entrenador serbio", dijo Rajevac en una entrevista reciente.

Como jugador, Rajevac disputó la final de la UEFA con el Estrella Roja de Belgrado en 1979. Como entrenador comenzó en el Borak FC en 1989 y luego pasó por Suecia, Alemania y China. En 2004 fue asistente del veterano Bora Milutinovic en el Al Saad de Qatar, antes de hacerse cargo del Vojvodina de Novi Sad.

Llevó al Borak y al Vojvodina a la Copa de la UEFA y cuando este último terminó en un inesperado tercer puesto en la Súper Liga serbia en 2007, los compañeros de Rajevac y la prensa deportiva del país lo nombraron como el mejor entrenador de la temporada.

Hubo mucho escepticismo en Ghana cuando se hizo cargo de la selección nacional en 2008, ya que era mucho menos conocido que su predecesor. Rajevac, que describió este trabajo como "una aventura", tuvo un comienzo ganador al llevar a Ghana a realizar una sorprendente campaña de clasificación para el Mundial de Sudáfrica.

Ghana fue la primera selección africana en clasificarse para el máximo evento futbolístico y la recompensa para Rajevac será enfrentarse a la selección de su país de origen en el Grupo D, junto con Alemania y Australia.

Su reputación se consolidó en gran medida cuando Ghana, con un equipo debilitado por las lesiones de varios jugadores claves, logró el subcampeonato de la Copa Africana de Naciones jugada en Angola en enero, por detrás de Egipto, con un equipo compuesto por muchos juveniles.