Público
Público

Rajoy acusa de dictatorial a Zapatero por insistir en congelar las pensiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La congelación de las pensiones contributivas en 2011 para reducir el déficit ha vuelto a enfrentar al Gobierno y al PP, cuyo presidente, Mariano Rajoy, ha acusado hoy a José Luis Rodríguez Zapatero de mantenerla de forma dictatorial y autoritaria.

La sesión de control al Gobierno ha sido el escenario elegido por el PP para expresarle al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, su más absoluto rechazo a que haya decidido vetar las enmiendas que toda la oposición -salvo el PNV y CC- han presentado a los Presupuestos de 2011 para que no se congelen las pensiones.

Según Rajoy, su decisión de vetarlas es una "arbitrariedad" contra los pensionistas y los diputados, por lo que le exigió que tenga "gallardía" y "coraje" para rectificar.

En su opinión, es una medida "dictatorial", de un gobierno "autoritario y miedoso", que revela que carece de argumentos.

Rajoy también aprovechó para recordar a Zapatero que en sus seis años de Gobierno ha utilizado el veto en 79 ocasiones, frente a los ex presidentes Felipe González (PSOE) y José María Aznar (PP), que las emplearon 8 y 0 veces, respectivamente

Esto hace que Zapatero tenga el récord de vetos a las iniciativas de la oposición, así como el del paro y de la liquidación de los derechos sociales, destacó el líder del PP.

Zapatero ha acusado a Rajoy de ser incoherente, ya que, por un lado, pide que se recorte el gasto y, por otro, critica que el Gobierno ejerza su derecho constitucional de vetar aquellas enmiendas que suponen un incremento del gasto o bien una reducción de ingresos.

"Quien lo ejerce a nadie ofende", ha añadido Zapatero, quien ha explicado que el Ejecutivo lo ha hecho por "responsabilidad" y con el objetivo de reducir el déficit y consolidar las cuentas públicas.

Por ello, reclamó a Rajoy que no haga "demagogia" con las pensiones, ya que el PSOE las ha subido 8 veces más que cuando el PP gobernó.

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, también ha entrado en la polémica del veto, que ha justificado ante el "mayor ejercicio de irresponsabilidad hecho por un partido de la oposición en esta época de crisis".

En este sentido, ha pedido al PP que tome ejemplo de lo ocurrido en Portugal, donde el Gobierno y la oposición se han puesto de acuerdo en torno a las medidas para recortar el déficit presupuestario.

La portavoz parlamentaria del PP, Soraya Saénz de Santamaría, le ha replicado que al Gobierno más le valdría "acertar en las políticas que en las previsiones económicas" y le ha exigido respeto para los mas de "4,5 millones de personas que seguirán en crisis mientras no tengan empleo".

De empleo también le han preguntado al nuevo ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, a quien los diputados del PP José Ignacio Echániz y Jesús Pérez le han recordado su participación en la manifestación de Madrid del 29 de septiembre contra la reforma laboral.

Gómez les ha pedido que, en vez de preocuparse por su participación en la manifestación, se ocupen de "no generar" el mismo "clima antisindical" que hubo antes de la huelga general del 29S.

Sobre la reforma laboral, Gómez ha dicho que "ha venido para quedarse", ya que está "bien construida" y se ha planteado "desde el equilibrio", porque responde a las necesidades de que cuando llegue la recuperación haya más empleo estable porque los parados habrán recibido mejor formación.

El PP también ha preguntado por la rescisión de contratos de obra pública y que, según el ministro de Fomento, José Blanco, tiene un "gasto asumible", ya que "el problema" es "la herencia recibida del PP"

Puso como ejemplo de esta afirmación los 1.400 millones de euros que costarán las expropiaciones de terreno por las radiales de Madrid, y que habían sido cuantificadas en sólo 300 cuando el Ministerio estaba a cargo de su antecesor Francisco Álvarez Cascos.