Público
Público

Rajoy acusa a los socialistas de agitar "el discurso del miedo"

Pide a la cúpula del PP que no caiga en las «distracciones» de Rubalcaba 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder del PP reunió ayer a su comité ejecutivo nacional. Sobre la mesa: la política antiterrorista, una valoración escueta de la visita del Papa, la ofensiva en los tribunales por la congelación de las pensiones, la última encuesta del CIS y cuál debe ser ahora la actitud del partido. Mariano Rajoy preparó a los suyos para una etapa que se prevé complicada. Pero que no es nueva. Según les comentó, es una reedición de la que vivieron en los últimos años de Gobierno de Felipe González.

'Estamos como en los años 93, 94 y 95. Se vuelve a hablar del programa oculto [del PP], del dóberman, de querer meter miedo a la gente', comentó el presidente de los conservadores.

Los conservadores se centrarán en economía e inmigración

En este escenario, en el que Rajoy otorga un papel protagonista al vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, el líder de los conservadores animó a los suyos a no distraerse, a centrarse en las 'preocupaciones de los ciudadanos', entre las que citó el paro, la economía y la inmigración. Algo que, a su entender, no hacen los socialistas.

Muy en la línea de su tradicional discurso en relación con los sondeos, el presidente del PP juzgó positivos los datos que dan mayoría a su partido y los que apuntan a la fidelidad del votante del PP. Pero pidió prudencia. Para él, estos números no son más que una 'foto fija' y hay que trabajar para que se mantenga en las urnas.

En la rueda de prensa posterior a la reunión, la secretaria general del PP confirmó que el partido no va a cambiar de estrategia, pese a que las encuestas empiecen a dar algo más de oxígeno a los socialistas. 'Nuestra obligación es presentar una alternativa a lo mal que lo está haciendo Zapatero y es lo que vamos a hacer', aseguró.

Basagoiti: 'Con ETA debe haber vencedores y vencidos'

En las últimas semanas, el PP ha desvelado, pero nunca al completo, algunas de las políticas que adoptaría en el supuesto de gobernar, mientras los socialistas acusaban a Rajoy de ocultar su programa por miedo a perder votos.

Por ejemplo, entre las iniciativas del PP, figura una amplia rebaja de impuestos. Pero no desvela, como contrapartida, de dónde ingresarán las arcas del Estado los fondos que no le llegarán vía impuestos.

En materia de política antiterrorista, Rajoy insistió en la importancia de que ni ETA ni Batasuna estén en las urnas. 'Que no nos pierdan los términos. O desaparece o nada', argumentó. Unas palabras que fueron completadas por el presidente del PP de Euskadi. Antonio Basagoiti exigió que la banda 'no obtenga nada que justifique 50 años de terrorismo'. Y recalcó un mensaje: 'Con ETA debe haber vencedores y vencidos'.

No se habló a puerta cerrada las últimas declaraciones de Felipe González en El País. Después, Cospedal consideró que 'parece que se está poniendo en la situación de decir que la famosa X de los GAL era él'.

DISPLAY CONNECTORS, SL.