Público
Público

Rajoy acusa a Zapatero de estar preso de un ataque de nervios y de crear líos ficticios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, ha acusado hoy al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, de estar "preso de un ataque de nervios" y y de "crear líos donde no los hay", en alusión a la polémica suscitada tras la última "Carta" de los obispos.

Rajoy, que ha hecho estas manifestaciones en el acto de presentación en Málaga de las candidaturas del PP a las elecciones andaluzas del 9 de marzo, ha emplazado a Rodríguez Zapatero a que se tranquilice porque "necesitamos un poco de sosiego y paz" y ha asegurado que el secretario general de los socialistas "está peleado con el mundo".

Por ello, Zapatero "inventa polémicas ficticias con todo lo que se pone por delante" en lugar de debatir de las cuestiones que, según el líder del PP, interesan a los españoles, como la economía o el desempleo.

Cree Rajoy que el presidente del Gobierno "no es de fiar" y, por tanto, si sigue cuatro años más al frente del Ejecutivo, los españoles corren "un serio riesgo".

No obstante, el candidato del PP está convencido de que "una ola de sentido común" recorrerá "todos los rincones de España", un país que "merece seriedad", y afirma que su partido gobernará para todos y atenderá a los más necesitados.

"Soplan aires de cambio en España, aires muy fuertes", ha dicho Rajoy arropado por los candidatos que conforman las listas de su partido en las ocho provincias andaluzas para los próximos comicios autonómicos de Andalucía, a cuya Presidencia opta Javier Arenas.

Ha querido dejar claro el líder de los "populares" que su objetivo en la campaña electoral es explicarles a los ciudadanos las cuestiones que les afectan, como la cesta de la compra, las hipotecas o el empleo, porque "de lo otro ya habla Zapatero".

Mariano Rajoy ha arremetido contra algunas de las promesas electorales de los socialistas, como la de devolver a los contribuyentes 400 euros, y ha señalado que a tenor de las manifestaciones del vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, los ciudadanos que menos ganan no recibirán cantidad alguna.

"Esta es la propuesta que han hecho. Se han consagrado. Viva la justicia social, el rigor y las cosas bien hechas", ha ironizado.

Frente a las "bromas" del PSOE, el PP propone reformas económicas que contribuyan a paliar los resultados de la política económica del Gobierno, que, según Rajoy, se encontró una economía "saneada" y "ahora nos deja incertidumbre, desconfianza en la economía" y al país situado a la cabeza de la UE en subida de precios y del desempleo.

Ha recordado que si su partido gana las elecciones, bajará el IRPF -más a los que menos ganan-, y reducirá también el Impuesto de Sociedades.

Rajoy hablará de economía durante la campaña mientras otros "se dedican a otra cosa", ya que "mientras Zapatero se pelea con los obispos y se alía con las civilizaciones, el paro sigue subiendo".

También ha aludido el candidato del PP a la política antiterrorista del presidente del Gobierno, que "ha engañado a los españoles" y ha cambiado "demasiadas veces la verdad" al explicar los contactos con ETA.

El líder del PP ha criticado asimismo las relaciones del Ejecutivo con los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Venezuela, Hugo Chávez, y ha precisado que si su partido gana las elecciones "España contará con Merkel y Sakorzy", máximos responsables de los gobiernos alemán y francés.