Público
Público

Rajoy anuncia ayudas a autónomos y ventajas fiscales a pymes e inversores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha anunciado hoy un paquete de medidas para ayudar económicamente con 3.000 euros a los autónomos que contraten por primera vez y para incentivar fiscalmente a pequeños empresarios y a inversores privados que apuesten por nuevas ideas.

Rodeado de representantes de las pequeñas y medianas empresas en el foro que para ellos ha organizado el PP en Valencia, Rajoy ha lanzado una serie de medidas que pondrá en marcha si es elegido presidente del Gobierno a partir del próximo 20 de noviembre.

Medidas que se encaminan al objetivo primordial de su gestión, la creación de puestos de trabajo, y al compromiso de dejar el déficit en el 4,4 por ciento en 2012, un horizonte que para el líder del PP no tiene alternativa si se quiere allanar la recuperación.

Rajoy no ha hablado de subir impuestos como ha hecho el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, sino de bajarlos, especialmente a los pequeños y medianos empresarios y a los inversores, pues de ellos, ha dicho, dependerá la recuperación de España.

Aunque existen algunas iniciativas similares, como la red social Tuenti, que Rajoy ha citado como ejemplo de empresa que en época de crisis sigue creciendo, el PP quiere generalizar los llamados "business angels" y los fondos de capital semilla.

El objetivo consiste, en el primer caso, en animar a particulares privados a que inviertan su dinero en innovadoras ideas empresariales gracias a la orquestación de ventajas fiscales.

Con la segunda idea Rajoy pretende favorecer que se costee, sin pagar altos precios, el arranque de los nuevos proyectos empresariales. Él mismo ha recordado un ejemplo exitoso para ilustrar la idoneidad de este camino, Google.

Más rebajas fiscales: si gana las elecciones, Rajoy dejará en el 20 por ciento el impuesto de sociedades que deban pagar pymes que facturen menos de cinco millones, y en el 25 el de las pymes que no superen los 12 millones.

Con el PP en el Gobierno habrá una exención en el Impuesto de Sociedades para aquellos empresarios que quieran modernizar sus activos, como la maquinaria.

Esta medida la ha explicado Rajoy de forma ilustrativa: "Es un contrasentido que el empresario que quiera renovar su empresa tenga que pagar impuestos por la maquinaria anterior".

Dentro de una nueva política fiscal dirigida ante todo a crear empleo y a fomentar la actividad económica, el candidato del PP ha reiterado lo que hace días anunció en Barcelona: los beneficios que se deriven del esfuerzo por hacer más competitiva la empresa tributarán diez puntos menos que los que se distribuirán entre los accionistas.

Salvo este punto, orientado a las grandes entidades, Rajoy ha hecho hincapié en la necesidad de ayudar a las pymes y a los autónomos, y en este contexto se encuadra una de las medidas principales anunciadas hoy: dar una ayuda de 3.000 euros a los autónomos que contraten por primera vez a una persona.

Fuentes del equipo económico del PP han precisado que la canalización de esa ayuda deberá estudiarse según los casos, pues puede traducirse en ventajas fiscales o en entregas de cash, por citar dos ejemplos.

La filosofía de este paquete de medidas la ha resumido Rajoy con estas palabras: "Si cada pyme y autónomo contratara a una sola persona, España daría un salto adelante de considerables proporciones".

Ésta es una idea que se ha escuchado en el Foro sobre pymes de los populares, casi tanto como la queja por lo que cuesta montar una empresa en España. Según datos de los asistentes, España ocupa el puesto 148 de 180 países en el ranking de complicaciones para que un proyecto empresarial vea la luz.

Por ello, Rajoy ha destacado que como presidente del Gobierno aspirará a que el plazo se reduzca a las 24 horas.

Para que estas medidas lleguen a puerto y cuajen, hay que crear un contexto adecuado, y ello para el líder del PP pasa por acabar con los índices de morosidad de la administración o por establecer una ley de unidad de mercado.

Igualmente es fundamental una reforma de la reforma laboral para que se consagren los convenios de empresa; y una reforma de la administración que ahorre gastos y prescinda de tanta regulación.

El contexto propicio quedará ultimado si fluye el crédito, y en ello Rajoy ha considerado imprescindible la culminación de la reestructuración del sistema bancario, que a su juicio no se ha hecho exitosamente.

Así que el líder del PP ha abandonado Valencia con un rosario de medidas fiscales y con el apoyo y la concordia de sus compañeros de partido en Valencia, incluida una Rita Barberá más entregada que nunca a su jefe de filas.

Incluso el expresidente Francisco Camps ha contribuido con su ausencia a realzar este clima de empatía: está de viaje en Japón.