Público
Público

Rajoy aparca las diferencias con Zapatero y destaca su compromiso con el euro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha aprovechado hoy las fechas navideñas para dejar de lado sus diferencias con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y ha proclamado su compromiso, así como el de su partido, con la estabilidad del euro y la unión monetaria.

Rajoy ha terminado su discurso en el debate sobre la última Cumbre europea con una metáfora sobre los Juegos de Olympia, en los que los pueblos griegos "dejaban a un lado sus querellas para disputar sólo en las pistas".

Con ello, ha querido recalcar su deseo, ahora que se acerca la Navidad, de "hacer hincapié en lo que une, que es mucho, bastante".

Y eso que une, ha dicho, es "poner en valor la adhesión conjunta al euro por encima de las diferentes políticas" que promueven unos y otros partidos para acabar con la crisis y sentar las bases del crecimiento económico.

Esta defensa del euro la ha hecho el presidente de los populares en el Congreso, donde se debaten hoy las conclusiones del Consejo europeo de la semana pasada.

Los jefes de Estado y los primeros ministros de la UE decidieron hacer estable un mecanismo de financiación de la zona euro que empezará a ponerse en marcha en 2013 previa reforma -apenas un artículo- del Tratado de Lisboa.

Rajoy ha avanzado que cuando tal reforma haya que abordarse en el Congreso el PP dará su apoyo.

Tras subrayar que, a su juicio, ha sido uno de los principales "logros" de los Gobiernos de José María Aznar, la entrada en el euro de una economía, la española, que no cumplía entonces un solo requisito para ello, el líder de los populares ha valorado las decisiones de la Cumbre porque ponen en relieve que "no caben atajos" y que cada Estado miembro "tendrá que hacer sus deberes sin ningún otro tipo de ayudas".

El presidente del PP no ha eludido críticas a la gestión del Ejecutivo y así ha indicado que la ruptura del Pacto de Estabilidad se ha convertido en el "origen de la inestabilidad" que ahora padece la economía española.

Para poner fin a esta tendencia ha abogado por la disciplina fiscal y por la puesta en marcha de reformas, ante todo porque son dos de las condiciones que genera el mero hecho de formar parte de la unión monetaria.

También por limitar el gasto en todas las administraciones públicas y cumplir a rajatabla la estabilidad presupuestaria, una herramienta fundamental para que España recupere la credibilidad y transmita confianza.

La negociación de los próximos Presupuestos comunitarios serán esenciales, ha señalado Rajoy, y por esta razón ha instado al Gobierno a comenzar ya a usar su "capacidad de convicción" para que España no salga perjudicada. Hechas las cuentas de la UE, será difícil luego cambiarlas.

Para conseguir tal objetivo, el presidente del PP ha pedido a los grupos parlamentarios que presenten sus propuestas y busquen el consenso.

Con un llamamiento a lo que une a los partidos ha terminado el líder del PP su última intervención de 2010 en el Congreso.