Público
Público

Rajoy aplica el punto final al espionaje para no abrir flancos

Cospedal aduce que la investigación de la Asamblea no demostró si hubo o no una trama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, confirmó de manera oficial lo que ya era un secreto a voces en su partido. La investigación interna que iniciaron para esclarecer la supuesta trama de espionaje desatada en la Comunidad de Madrid no volverá a ver la luz.

Con su carpetazo, Rajoy pretende que no cunda el pánico. En el partido están convencidos de que abrir una investigación interna mientras el caso Gürtel sigue su curso en los tribunales es dar “demasiada munición” al adversario.

“El PP dejará cerrada esta comisión y esperaremos a las conclusiones de la Justicia”, declaró desde La Roda (Albacete). Además de agarrarse a lo que decidan los tribunales, De Cospedal recordó que la Asamblea de Madrid ya ha aprobado unas conclusiones sobre su propia comisión de investigación. No obstante, evitó mojarse al mantener que con los trabajos de la Asamblea regional “no se ha podido demostrar absolutamente nada sobre que existiera o dejara de existir una trama de espionaje”. Así, ahora es la Justicia la que debe mover ficha. “Nosotros no tenemos más medios para seguir adelante porque no podemos practicar ninguna otra averiguación”, reconoció la secretaria general del PP.

El anuncio de la dirección nacional se produce sólo dos días después de que la Asamblea madrileña diera luz verde, gracias a la mayoría del PP en la Cámara, al dictamen sobre la omisión de investigación que concluye que 'no hubo espionaje'.

Tanto el PSOE como IU han sido muy insistentes en la falta de transparencia y en las trabas que los conservadores madrileños han puesto a la citada comisión. Recuerdan que Aguirre sacó adelante el dictamen, pero con ausencias muy significativas, como las de los diputados autonómicos Alfredo Prada y Carmen Rodríguez Flores, dos de los supuestos espiados.

Con el carpetazo del PP a su investigación interna –Cospedal llegó a llamar a varios de los espiados a su despacho para solicitarles información– Rajoy da algo de oxígeno a la presidenta madrileña.

El pasado 22 de enero, cuando la dirección nacional del partido anunció el inicio de sus pesquisas, el enfado en la Puerta del Sol, sede del Gobierno regional, fue monumental. No entendían por qué su partido daba pábulo a las informaciones sobre los espías publicadas por El País. Aguirre se puso muy seria advirtiendo a todo aquel que sospechara de su equipo: “Tendrán que probarlo, rectificar o si no, nos veremos las caras en los tribunales”. Este viernes, después de que De Cospedal hablara de dejar “cerrada” esta comisión de investigación, la vicesecretaria de Organización del PP, Ana Mato, reconocía que “no tendría sentido” continuar las pesquisas, ya que supondría “enmendar la plana a lo que ha dicho la Asamblea”, informa Efe. Con ello, se pone de manifiesto que el PP no está ahora por la labor de añadir más leña al fuego.

Fuentes próximas a la presidenta madrileña enmarcaron dentro de la normalidad la decisión de la dirección nacional del PP de dar carpetazo a sus indagaciones. “Se ha demostrado que los partes de seguimiento son falsos por lo que no tendría razón de ser que el partido siguiera investigando”.

Los presuntos espiados prefirieron guardar silencio. No obstante, el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, ya dejó clara su postura hace una semana: “Las decisiones que tome la dirección nacional del PP las respeto absolutamente. Se ha espiado a varias personas, todas pertenecientes al PP, así que lógicamente mi partido quiere saber qué ha ocurrido. Si tiene medios para esclarecer esta cuestión de manera interna, es una posibilidad. Pero quien sí la tiene de manera más seria es la Administración de Justicia”.

La mano derecha del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha sido muy insistente en que su agenda coincide con los movimientos de los espías desvelados por El País.

Este periódico intentó sin éxito ponerse en contacto con Alfredo Prada, actual responsable del PP en el exterior. Según sus colaboradores en estos días se encuentra en Milán por motivos de trabajo. Recientemente, Rajoy le incluyó en el comité de campaña para próximas elecciones europeas dentro del área electoral y de movilización. Prada, ex consejero de Aguirre, fue destituido de su cargo en la Comunidad tras el XVI Congreso Nacional del PP del pasado junio, cuando Mariano Rajoy le incluyó en su equipo.

Los seguimientos a Ignacio González, número dos de Aguirre, en dos viajes al extranjero, al igual que los de Cobo y Prada, están en manos de la Justicia.