Publicado:  12.12.2012 15:06 | Actualizado:  12.12.2012 15:06

Rajoy aprobará una reforma radical de las pensiones antes de junio de 2013

Se desvinculará el alza de las prestaciones de la previsión de IPC y se adelantará la entrada en vigor de la edad dejubilación a los 67 años, según fuentes gubernamentales

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno español está ultimando una profunda reforma del sistema de pensiones con dos medidas clave: suavizar el nexo legal entre alza de pensiones y la inflación, y acelerar el aumento efectivo de la edad legal de jubilación a los 67 años, según indicaron a Reuters cuatro fuentes conocedoras de la situación. La reforma se presentará en la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo en la primera mitad de 2013.

El objetivo es quitar rigidez a un modelo que se ha visto cuestionado por la evolución de la población y una severa recesión en una economía obsesionada con la consolidación fiscal y que destina alrededor de un 10% de su Producto Interior Bruto (PIB) a pensiones. "La idea es que el sistema tenga elementos de flexibilidad. Que por ejemplo sea posible no actualizar por el IPC en caso de recesión o de déficit, cuando haya problemas de tesorería", dijo una alta fuente gubernamental española.

Entre analistas y economistas se urge desde hace años a una modificación del sistema que también piden organismos internacionales desde la Comisión Europea al FMI. Aunque el Gobierno del Partido Popular va a tener que hacer uso con toda probabilidad de su mayoría absoluta para cambiar una de las "vacas sagradas" del sistema público español, el anterior Gobierno socialista también se vio obligado como éste a no revalorizar las pensiones encadenadas a la inflación. "Se está estudiando llevar al Pacto de Toledo la desvinculación de las pensiones al IPC. Este es el tercer año consecutivo que se tiene que tomar la decisión "extraordinaria" y no tiene mucho sentido. Además, el IPC en España está muy ligado al precio de los carburantes y ese no es un gasto que afecte particularmente a los pensionistas", afirma una segunda fuente del Gobierno.

Para modificar el sistema de pensiones, el Gobierno tiene que llevar antes los acuerdos a la Comisión del Pacto de Toledo, una mesa de negociación en la que están presentes las principales partidos políticos españoles y que debate regularmente la situación de las pensiones en España, aunque el PP podrá hacer valer su mayoría parlamentaria si no hay acuerdo en la comisión. Hasta ahora, el Gobierno proyectaba una revisión de las pensiones cada año en los presupuestos generales del Estado que posteriormente actualizaba en función del Índice de Precios al Consumo de noviembre, tal y como marca la legislación vigente. Las dificultades económicas, la caída de la recaudación y los mayores gastos asociados al aumento del paro en un contexto de ajustes, han obligado a una modificación extraordinaria de la ley en los últimos tres ejercicios.

En un país con casi 9 millones de pensionistas - un colectivo con un notable peso electoral y social-, las pensiones son la mayor partida de gasto presupuestario, con 106.350 millones de euros previstos en 2013, de los cuales casi 73.000 millones de euros se destinan a las pensiones de jubilación. Las cuatro fuentes dejaron claro que la reforma todavía está siendo discutida en el seno del Gobierno y que el único acuerdo firme hasta ahora es hacer más complicada la jubilación anticipada, en un país en el que uno de cada dos trabajadores del régimen general se retiran de forma prematura.

"Donde tenemos demandas específicas es en medidas para incrementar la edad de jubilación. En julio el Gobierno anunció una serie de medidas, pero le falta detalle", explica un alto cargo europeo. Alargar la vida laboral de los ciudadanos es una de los compromisos del Gobierno español con la Unión Europea para atajar los problemas de un sistema que indefectiblemente se convertirá en insostenible si la pirámide de la población mantiene la evolución de los últimos años.

España lleva varios meses sopesando pedir ayuda a Europa para permitir que el Banco Central Europeo active su programa de compra de bonos y rebaje los costes de financiación de un país con un nivel de desempleo superior al 25%. "La modificación de la edad legal de jubilación irá al Pacto de Toledo en breve, a finales de este año o a principios del 2013. Pero no hay dudas, el calendario está ya bastante cerrado", agregó una de las fuentes. El comisario europeo de asuntos económicos y monetarios, Olli Rehn, descartó pedir ajustes adicionales a España en 2012 y 2013, aunque si dijo que el Gobierno deberá presentar nuevas medidas en febrero con el horizonte 2014.

Para mejorar la sostenibilidad del sistema, el Gobierno estudia acelerar la entrada en vigor de la jubilación a los 67 años (frente a los 65 actuales) y nuevas medidas para acercar la edad real de jubilación (ahora en 63,47 años de media) a la edad legal. Con la ley actual, cada año en los próximos 15, los españoles se irán jubilando un mes y medio más tarde hasta llegar a los 67 años en 2027, un ritmo que desde Europa piden acelerar. "Daríamos la bienvenida a una clarificación de esos detalles. Por ejemplo, incrementando en uno o dos meses al año el alza planeada de la edad de jubilación, fijando la edad mínima para jubilares en 63 años en vez de en 61 años, penalizando la jubilación anticipada", añadió el alto funcionario comunitario.

Con la recesión lastrando las cuentas de la Seguridad Social por los más de dos millones de empleos destruidos durante la crisis, el Gobierno se ha visto obligado a pedir 4.400 millones de euros al fondo de reserva para poder pagar las pensiones de los meses de julio y agosto, y recientemente aprobó una nueva modificación legislativa para acudir a la popularmente conocida como hucha de la Seguridad Social si hay tensiones de liquidez en los próximos dos años.

En una población cada vez más envejecida, los funcionarios europeos también verían con buenos ojos que España introdujese medidas para alargar la edad de jubilación según la evolución de la esperanza de vida para anclar el sistema a futuro. "Una revisión automática de la edad de jubilación en relación con la esperanza de vida también ayudaría a mejorar el factor de sostenibilidad del sistema de pensiones", señaló el funcionario europeo.

PUBLICIDAD

Comentarios