Público
Público

Rajoy se apropia de los principios de la Carta Magna

El líder del PP dice que su partido se ha quedado sólo en la defensa de la vertebración de España y que es el "único" valedor de los principios constitucionales.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder del PP, Mariano Rajoy, se erigió ayer en máximo defensor de la Constitución en el acto con el que los conservadores celebraban el 30 aniversario de la Carta Magna y también el 30 cumpleaños de las Nuevas Generaciones del partido (NNGG). Al tiempo que el líder de la oposición se felicitaba porque su partido sea el 'único' valedor de los principios constitucionales, cargaba contra el Gobierno al entender que se mueve entre 'contradicciones'.

Para el presidente del PP, la prueba 'más palpable' de que se toman en serio los principios constitucionales es esta: 'A la hora de la defensa de estas cosas [el Estado de las Autonomías, la vertebración de España, la solidaridad] contra quienes las combaten, nos hemos quedado solos. Y a mucha honra', dijo.

Arropado por miembros de NNGG de toda España y por varios cargos del partido como la secretaria general, María Dolores de Cospedal o la portavoz en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, Rajoy comenzó su discurso acompañado de los gritos de 'presidente, presidente'. 'Hoy me vais a permitir que intente acercaros al espíritu de esa Constitución, de su gestación, y el amplio acuerdo que la permitió, para que os sintáis aún más orgullosos', avisó al auditorio. Dicho esto, recordó el que iba a ser el eje de su discurso: que la Constitución proclama que 'somos libres, 'que somos iguales' y que 'nos constituimos como una nación soberana'.

Un minuto después de estas palabras, el líder del PP comenzaba sus ataques al Gobierno: 'Sé que no han faltado en los últimos cuatro años toda clase de intentos de reabrir heridas y avivar rencillas entre los españoles'. Minutos antes de sus palabras, María Dolores de Cospedal ya había insistido en la importancia de no abrir las heridas del pasado.
También el líder de la oposición se quejó de que desde hace 'cinco años' nos rodea una 'telaraña' de conceptos equívocos que no sirven más que para confundir.

¿Cuáles son estos términos a los que alude? 'Un día escuchamos que la nación es un concepto discutible, y otro les oímos elogiar el ejemplo que nos dan los padres fundadores de la nación americana. ¿Con qué nos quedamos?', se quejó Rajoy. Su discurso sonaba al 'España se rompe', una de las banderas del PP de la pasada legislatura. Tanto, que cuando entonó el 'España es una nación y no diecisiete' no ocultó que su discurso podía resultar 'monótono' y 'cansado'.

Entre sus argumentos no faltó el de que el Gobierno no se comporta de modo uniforme en todo el territorio español. Así, se quejó de que 'los mismos' que 'en Madrid nos hablan de la nación española', en el País Vasco 'se han propuesto sacar adelante la nación vasca'. Además de apuntar a estas 'ambigüedades' y 'contradicciones', Rajoy acusó al Gobierno de ejercer de instrumento 'desestabilizador'.

Cree el líder conservador que los socialistas, que hasta hace algunos años defendían 'las mismas' ideas del PP, 'han desenterrado su nostalgia del Estado federal y, peor aún, han resuelto competir en nacionalismo con los propios nacionalistas'. En una clara alusión a las reformas estatutarias puestas en marcha por el Gobierno, el líder del PP mantuvo que la desestabilización que atribuye a Zapatero 'fortalece a los nacionalistas y no precisamente en beneficio de España'.

No obstante, el líder del PP mantuvo que, en más de una ocasión, los socialistas 'se han comido sus palabras', porque 'hacen promesas antes de las elecciones que tienen que retirar después'

Durante el acto, los presidentes regionales de NN GG y algunos cargos del partido, votaron simbólicamente la Constitución.
Ignacio Uriarte, presidente nacional de NNGG, pidió a sus compañeros que se fijen en la forma de hacer política de la transición y no dejen de 'arrimar el hombro' por el proyecto de Rajoy. Por su 'actitud firme' y porque 'genera confianza'.