Publicado: 01.02.2014 17:55 |Actualizado: 01.02.2014 17:55

Rajoy come con sus barones y consigue que no se hable de nada

"En la mesa de cualquier familia española un sábado como el día de hoy se habrá hablado lo que hemos hablado hoy en esta reunión", ha declarado a la salida Juan Vicente Herrera, presidente de Castilla y Le&

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Con el país sumido en una crisis territorial sin precedentes y tras la reciente escisión del partido de su ala más conservadora, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha mantenido hoy una comida informal con sus barones territoriales en la que no se han tratado asuntos de fondo ni ha habido debate político.

En ese encuentro, en el marco de la Convención nacional que el PP celebra en Valladolid, no ha habido intervenciones públicas, ni de los barones ni del presidente del Ejecutivo.

El presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha asegurado que la comida ha sido "un pequeño rato de encuentro y de paréntesis en una jornada que ha sido muy intensa".

En ella, ha aclarado a preguntas de los periodistas, que no se ha hablado ni de aborto, ni del candidato a las elecciones europeas, ni de balanzas fiscales: "Hemos hablado más de lo humano que de lo divino".

"En la mesa de cualquier familia española un sábado como el día de hoy se habrá hablado lo que hemos hablado hoy en esta reunión", ha añadido.

Herrera ha querido agradecer a Rajoy y a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que se reúnan "muy frecuentemente" con los barones autonómicos, y ha señalado que entre todos hay "muy buena relación".

Sobre el menú, ha destacado que los productos de Castilla y León han sido los protagonistas. El presidente murciano, Ramón Luis Valcárcel, ha bromeado, en conversación informal con los periodistas, con que la gran sorpresa de la comida ha sido el plato principal, bacalao con morros y ternera.

Valcárcel también ha señalado que Rajoy no ha hecho ningún discurso durante en encuentro, y que durante el aperitivo, todos han coincidido en señalar lo emotiva que había sido la intervención en el pleno del hijo del presidente del PP de Aragón Manuel Giménez Abad, asesinado por ETA en mayo de 2001.