Público
Público

Rajoy considera que, con su gestión, Zapatero "se ha liquidado a sí mismo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha dicho hoy que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "se ha liquidado a sí mismo" con la gestión que ha llevado a cabo en los últimos años, y ha considerado que su relevo es la principal reforma estructural que hay que acometer.

En su intervención de clausura del campus de verano de la Fundación FAES y acompañado por el ex presidente del Gobierno José María Aznar, Rajoy ha defendido el proyecto que representa su partido frente a la España que está dejando Zapatero.

Tras criticar al Ejecutivo por no haber hecho nada en años anteriores para haber evitado la crisis, ha considerado que en la actualidad Zapatero se afana en cumplir lo que otros le mandan.

"Ha liquidado su programa electoral y su discurso de investidura y se ha liquidado a sí mismo; improvisa, hace las cosas mal y hace pagar sus errores a los españoles", ha lamentado.

Por todo ello, ha reiterado que el principal problema de la economía española "tiene nombre y apellidos, José Luis Rodríguez Zapatero", y ha considerado que la primera reforma estructural que hay que hacer es su cambio al frente del país.

"Se necesita -ha añadido- un Gobierno serio, con criterio y con un programa conocido que ha de presentarse en un debate de investidura, que no improvise ni cambie de opinión, que tenga apoyos suficientes para llevar a cabo su política y que cumpla sus compromisos dentro y fuera de España"

Algo que ha recordado que ya hizo el Partido Popular y que está convencido de que puede volver a lograrse.

Por ello, se ha comprometido a trabajar para recuperar la senda del empleo y hacer "reformas de verdad".

Rajoy ha insistido en que en el PP hay muchas cosas que no gustan de la gestión del actual Gobierno, como que se destruyan los valores en que se fundamentan las sociedades buenas y justas, que se divida a los ciudadanos, que se les engañe, que se discutan las reglas del juego y se desprecien, o que se rompan los consensos básicos de la nación.

También ha expresado su rechazo a que se restrinjan libertades individuales, que no se respete la presunción de inocencia y que "se tire por la borda" el crédito de España en el exterior.

Frente a todo ello, ha apostado por la recuperación de valores, por hablar del derecho a la vida, de las libertades individuales y de su primacía sobre los derechos colectivos, de esfuerzo, de coherencia, de tolerancia y del valor de la palabra dada.

"Hay que hablar de valores y actuar en consecuencia, porque son el fundamento de todo", ha repetido el presidente del PP, quien ha acusado a Zapatero de ausencia de un criterio claro y ha resaltado que el PP trabaja para solucionar todo ello.

Para él, el gran objetivo nacional ha de ser devolver a España a la senda de la prosperidad y cambiar la actual situación en la que del "milagro español" y el liderazgo en Europa se ha pasado a tener que aguantar la reprimenda de la UE.