Publicado: 12.12.2013 19:15 |Actualizado: 12.12.2013 19:15

Rajoy: "La consulta no se celebrará y está fuera de toda negociación"

El presidente del Gobierno asegura que no puede tomar decisiones sobre la "unidad de España, propiedad de todos los españoles". Van Rompuy insiste en que una Catalunya independiente quedaría fuera de la Unión Europ

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, en un gesto inédito, se ha referido a la consulta soberanista en Catalunya leyendo una declaración antes de las preguntas de los periodistas en la rueda de prensa que ha dado esta tarde en La Moncloa junto al presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy.

Mariano Rajoy no ha aportado novedades en su posición sobre las preguntas pactadas por los partidos catalanes para el 9 de noviembre de 2014: "La consulta no se va a celebrar; está fuera de toda discusión y negociación", ha zanjado el jefe del Ejecutivo ya desde el principio de su alocución sobre las novedades en Catalunya.

Rajoy ha citado varias veces la Constitución Española para rechazar la consulta y su negociación entre los gobiernos español y catalán, por entender que él, como jefe del Ejecutivo, no puede tomar decisiones sobre "la unidad de España, que es propiedad de todos los españoles". Ha tachado la consulta de "inconstitucional" y contraria "radicalmente" a todas las leyes, empezando por la Carta Magna. El presidente ha lamentado "profundamente" la situación actual, además, transcurriendo "en un tiempo necesitado de certezas", pues, ha dicho, "desde el Gobierno hemos trabajado siempre por los lazos afectivos que nos unen a Catalunya y España". Con todo, Rajoy se ha comprometido a dedicar todos sus "esfuerzos para que los catalanes" se reconozcan como "una parte querida de España".


Frente a lo comedido que se ha mostrado en otras ocasiones con respecto a Artur Mas, el jefe del Ejecutivo no ha ahorrado reproches hacia el presidente de la Generalitat catalana, recordándole "el respeto que todos debemos a la ley, especialmente aquéllos que tenemos responsabilidad de Gobierno". Por todo ello, ha hecho un llamamiento a Mas "y al compromiso político que ha adquirido de no violentar las leyes" para que dé marcha atrás en su proyecto bien definido ya de consulta soberanista.

Además de su "coincidencia total" con el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, el presidente del Gobierno ha contado con un aliado de peso en la rueda de prensa en La Moncloa, que le ha prestado una ayuda en absoluto improvisada, ya que ha leído una larga respuesta que llevaba preparada cuando se le preguntó si podía confirmar que Catalunya saldría de la UE en caso de independizarse.

Van Rompuy concluyó que de darse esta situación, Catalunya "sería un tercer país y los tratados ya no se le aplicarán" y, aunque podría pedir el ingreso en la UE, estaría condicionada a la ratificación de todos los Estados miembros. Con todo, el presidente europeo subrayó su deseo de que España permanezca unida: "Permanecer unidos es la mejor solución para todos los ciudadanos", argumentó.

Tal vez le intereseMoncloa impone la 'ley mordaza' en las ruedas de prensa de Rajoy