Público
Público

Rajoy convoca al partido y el PP suspende de militancia a Costa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, anunció el jueves la convocatoria del órgano de gobierno del partido para la semana que viene, después de que el PP suspendiera cautelarmente de militancia al ex secretario general del PP valenciano Ricardo Costa por unas declaraciones y le abriera expediente disciplinario.

"Sé lo que están pensando los militantes del partido; el martes tendrán respuesta a lo que está pasando", dijo Rajoy en un acto celebrado en la localidad murciana de Cartagena ante militantes del principal partido de la oposición respecto a la convocatoria del Comité Ejecutivo Nacional para el 3 de noviembre.

"Voy a hablar del respeto debido a la militancia del partido (...) y voy a hablar de lealtad", agregó. "Santo Job solo hay uno".

Rajoy aseguró que no acepta la corrupción "de ninguna de las maneras" y señaló que "si tengo la convicción de alguien ha hecho algo que no debe no puede pertenecer al PP", aunque también defendió la honradez de la clase política.

Sus declaraciones llegaron tras otro tormentoso día en el PP, inmerso en luchas internas en Madrid complicadas por la designación del presidente de Caja Madrid y que trata de reaccionar a la implicación de algunos de sus dirigentes en el caso de corrupción "Gürtel".

Uno de los que se vio implicado, el ex número dos de la formación en Valencia Ricardo Costa, fue suspendido de militancia cautelarmente después de hacer unas declaraciones en las que se refirió a sí mismo como secretario general, a pesar de que el PP le había apartado del cargo hace dos semanas.

"Reunidos de urgencia el presidente y el secretario del Comité Nacional de Derechos y Garantías del Partido Popular para analizar la actitud de don Ricardo Costa han decidido abrir expediente disciplinario y suspender cautelarmente su militancia en el Partido", dijo un comunicado del PP.

Costa regresó el jueves a las Cortes Valencianas por primera vez desde su cese y se reafirmó en su condición de secretario general de los 'populares' valencianos.

"Con todo el respeto del mundo a la dirección nacional, si cree que existe algún tipo de responsabilidad que tome las medidas que considere oportunas desde el punto de vista estatutario y legal", declaró a la prensa.

"Creo que como militante y como secretario general considero que es importante que la dirección nacional ratifique mi gestión como secretario general", agregó.

Dos horas después, la dirección nacional decidía su suspensión cautelar de militancia.

"El Comité recuerda a todos los militantes su obligación de abstenerse y de hacer manifestaciones o declaraciones que puedan perjudicar la imagen o disciplina interna del partido y advierte que, de producirse, aplicará los Estatutos del mismo", agregó el breve comunicado de los 'populares'.

El presidente valenciano, Francisco Camps, aseguró que "acata la decisión, como no podía ser de otra manera".

"Todos en el partido, en la Comunidad Valenciana y en España, tenemos por Ricardo Costa el mayor respeto y además avalamos su excepcional gestión como secretario general y como portavoz", dijo por la tarde, en referencia a su número dos.

"Esta decisión de hoy no tiene nada que ver con su gestión como secretario general y como portavoz", agregó.

"HACÍAN DAÑO AL PP"

La vicesecretaria general del PP, Ana Mato, afirmó que los órganos internos del partido decidirán si le expulsan definitivamente por unas palabras que dijo "hacían daño al PP".

Por su parte, el ex ministro y hermano de Ricardo Costa, Juan Costa, mostró su "profunda sorpresa".

"Hay cosas que en política no se puede y no se deben hacer", dijo también a los periodistas en el Congreso. "Cuando se toman decisiones políticas, hay que dar explicaciones, y nunca, en ningún caso, hay que actuar de manera arbitraria".

"Espero y deseo que mi partido esté a la altura, como siempre ha estado, y respete los códigos", añadió.

El Tribunal Superior de Justicia de Valencia sobreseyó el pasado agosto el caso por presunto delito de cohecho contra Costa y el presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, pero el nombre del primero salió a la luz de nuevo al conocerse parcialmente el sumario madrileño del caso Gürtel este mes, en el que se investiga a una red que presuntamente pagaba a cargos públicos a cambio de favores empresariales.

En virtud de las conversaciones telefónicas recogidas en el sumario, Costa pareció mantener una estrecha relación con los principales implicados en la trama, algo de lo que él mismo se avergonzó pero se defendió asegurando que desconocía que eran los cabecillas de una red de corrupción.