Público
Público

Rajoy cree "vergonzante" el apoyo de sus socios canarios a Zapatero

El presidente del PP carga contra sus aliados en el Gobierno de Canarias por el respaldo dado a los Presupuestos de 2011 y por su rúbrica de un pacto de estabilidad con el Ejecutivo central

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La relación del PP con sus socios de Gobierno en Canarias atraviesa un momento difícil. A su líder, Mariano Rajoy, no le ha gustado nada que Coalición Canaria (CC) apoye los Presupuestos de 2011 y alcance un pacto de estabilidad con el Ejecutivo que garantiza la continuidad de José Luis Rodríguez Zapatero hasta las elecciones generales de 2012.

El dirigente conservador cargó ayer duramente contra la formación canaria. 'Creo que CC hace mucho daño con este apoyo vergonzante a un Gobierno que ya no está para otra cosa que para dejar de serlo', indicó Rajoy en la clausura de la XVI Interparlamentaria del PP en San Bartolomé de Tirajana, en Gran Canaria.

En las elecciones autonómicas de 2007, CC pasó a ser la segunda fuerza más votada por detrás de PSOE y por delante del PP. A pesar de sufrir un gran retroceso, Paulino Rivero fue investido presidente de Canarias gracias al apoyo de los conservadores. José Manuel Soria, responsable del PP canario, se convirtió en su mano derecha como vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda.

'Es su responsabilidad y tendrán que responder en las urnas'

Por eso mismo, ayer, este último trataba por todos los medios de templar los ánimos. Soria criticaba la posición de sus socios en Madrid (CC tiene dos diputados en el Congreso). 'Es su responsabilidad y tendrán que responder en las urnas', provocaba. Pero, al mismo tiempo, buscaba protegerse defendiendo que en las islas no se había realizado una política similar a la de Zapatero 'ni de lejos'. 'Hemos optado por menos impuestos, menos gasto público', resaltaba.

Rajoy le dio la razón. Pero eso no evitó su censura al Gobierno con el que Soria comparte sillón de poder. El jefe del principal partido de la oposición recordó que CC ha brindado su apoyo a las cuentas del Estado en los últimos tres años, luego son 'corresponsables' de la crisis.

'Podría entender, nunca apoyar, que esto fuera a cambio de algo muy importante para Canarias. ¿Pero qué gana con todo esto?', se preguntó. El presidente nacional del PP dijo que no comprende que sea 'porque sí' y recordó que 'el mejor momento económico' para las islas fue 'cuando gobernó el PP en Madrid'.

En una entrevista en La Opinión de Tenerife, Rajoy insistió en que no entiende 'la deriva' de Rivero y no ve qué rentabilidad saca. Explicó que no le vale el argumento dado por Coalición Canaria el de que actúa así por responsabilidad de Estado cuando eso es, precisamente, lo que necesita España para frenar una situación que la 'ha hundido'.

'Es un sindicato de intereses particulares contra el interés general', afirma

En el acto del PP, Rajoy reconoció que para su partido es 'muy difícil' dar apoyo a los 'peores Presupuestos de la historia de España desde 1977'. El acuerdo del Gobierno con el PNV y CC 'es un sindicato de intereses particulares contra el interés general', definió.

Después de despachar a unos, llegó el turno de los otros. Rajoy se había preparado su intervención. De hecho, ya durante la noche anterior, en un corrilllo con periodistas, había avanzado algunas de sus claves. El líder conservador reprobó el pacto de los socialistas con el PNV destacando el paralelismo que, a su juicio, existe con la negociación que se produjo entre Zapatero y Artur Mas (CiU) a cuenta del Estatut de Catalunya.

Mientras los suyos tachaban el acuerdo de 'cachondeo', vaticinaban que la situación económica iba a seguir 'empeorando' y que el jefe del Ejecutivo era 'irrecuperable', Rajoy anunció que al día siguiente hilaría un discurso 'fino'.

Por la mañana, Rajoy trasladó su reflexión al auditorio. 'Todo esto sirve para que Zapatero siga un año más haciendo daño, para que el PNV consiga unas transferencias más que discutibles y para dejar en extrema debilidad al Gobierno del señor [Patxi] López. Ya pasó cuando Zapatero pactó el Estatut con Mas, dejó de lado a [Pasqual] Maragall y luego engañó al líder de CiU', razonó.

Asegura que las transferencias a Euskadi son 'más que discutibles'

Para Rajoy, el presidente del Ejecutivo repite el mismo proceso. Y, en su opinión, eso conlleva un riesgo: 'Que Zapatero transmita el mensaje de que para los temas importantes lo que cuenta es el PNV'. Es decir, la oposición, antes que los suyos, los socialistas, aunque sean estos quienes gobiernan.

'Al final se engañará al señor del PNV [Iñigo Urkullu] como se engañó a Mas, y si no al tiempo', auguró Rajoy. Hace unas semanas, el líder de CiU reconoció que hacía dos años que no se hablaba con Zapatero por lo ocurrido.

Como había hecho con CC, Rajoy dijo que podría haber aceptado la situación si el PNV, al menos, hubiera logrado imponer un cambio de la política económica, si lo hubiera hecho a cambio de que no se produjera la congelación de las pensiones o si hubiese exigido al Gobierno que se cumpliera la Ley de Morosidad.