Público
Público

Rajoy culpa a Zapatero del "gran engaño contra los españoles", la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del PP, Mariano Rajoy, responsabilizó hoy al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, del que a su juicio ha sido "el gran engaño perpetrado contra todos los españoles", en alusión a la crisis económica.

En el acto de designación de Telmo Martín como candidato a la alcaldía de Pontevedra, Rajoy recalcó que la crisis económica "no ha pasado porque sí", sino que la achacó al presidente del Gobierno y su actitud ante la misma.

"Primero negó la existencia de la crisis, luego dijo que venía de fuera, luego, que éramos el país mejor preparado del mundo para afrontarla; después, que era pasajera, más tarde, que venían los brotes verdes o la recuperación inminente", enumeró.

Sin embargo, prosiguió el líder de la oposición, sucede que "del milagro español" se ha pasado a "la reprimenda pública", pues "España era un país respetado" y "ahora estamos intervenidos. Es la primera vez que en Europa se nos dice lo que tenemos que hacer en la historia moderna", señaló.

Rajoy censuró que el Gobierno central haya "gastado lo que no había" y que pese a ser "los campeones de las políticas sociales" luego "hicieron el mayor recorte social de la historia", que afectó a "funcionarios, pensionistas, al cheque bebé o a la Ley de Dependencia".

"Hicieron exactamente lo contrario de lo que le dijeron a los españoles que iban a hacer", recalcó, al tiempo que destacó que "congelaron las pensiones saltándose la ley y un acuerdo con el resto de las fuerzas políticas".

Rajoy hizo hincapié en que la crisis económica es "la vida de la gente, la vida de las personas y de los seres humanos, que debe ser la principal preocupación de cualquiera que asuma una responsabilidad pública".

Recordó que en España hay más de 4,5 millones de personas "que quieren trabajar y no pueden", que los empresarios "piden créditos y no se los dan" y la población en general ve que "su nivel de vida baja".

"Hay mucha incertidumbre de cara al futuro y una enorme desconfianza, sin inversión, sin que se cree riqueza, ni bienestar ni empleo", manifestó Rajoy, quien dijo que "si no hay confianza, los mercados, de los que abomina Zapatero, nos piden más cuando pedimos financiación o no nos la dan".