Público
Público

Rajoy defiende su amnistía fiscal y sigue sin mencionar a Bárcenas

El presidente del Gobierno liquida la sesión de control con respuestas saturadas de cifras y porcentajes sin aportar ningún dato nuevo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, liquidó la sesión de control de esta tarde en el Senado sin despeinarse. Se limitó a justificar la amnistía fiscal con argumentos técnicos, ninguno político, llenando sus respuestas de cifras y porcentajes del más variado origen y sin citar a Bárcenas. En esto, Rajoy cumplió a rajatabla el guion que él mismo ha decidido y que su partido aplica desde hace semanas.

El presidente entró en el Senado y en el Hemiciclo rodeado de un nutrido grupo de escoltas, con el presidente García Escudero a su izquierda, para evitar que le taponasen los periodistas y le asaltaran con preguntas. La medida fue efectiva, con algún empujón que otro, porque Rajoy no encontró impedimentos. Igual hicieron los ministros Morenés, Wert y, sobre todo, Báñez.

El senador asturiano de IU Jesús Enrique Iglesias se empleó a fondo para poner en evidencia la amnistía fiscal aplicada por su Gobierno. Rajoy se llamó a andana y justificó la medida por recomendaciones de la OCDE, además de sacar pecho por los logros conseguidos. 'No me pida que incumpla la ley', dijo, ante la pretensión del senador de IU de que diera los nombres de quienes 'han blanqueado su dinero'. No hubo forma. Otro Iglesias, el portavoz socialista Marcelino, quiso saber al final de su pregunta qué pasaba con Bárcenas. Rajoy no dijo ni mu, como ºsi no fuera con él la respuesta estuvo llena de cifras, porcentajes, y más cifras. Ninguna nueva, por supuesto.

A lo más lejos que llegó Rajoy en el asunto de la amnistía fiscal fue a reiterar una idea que expresó Montoro: se estudia la posibilidad legal de facilitar públicamente la identidad de los mayores defraudadores, 'pero es un asunto delicado'. No hubo mayor compromiso salvo reiterar al senador asturiano, con cierta sorna, que no le pida 'al presidente del Gobierno que incumpla la ley'.

Enrique Iglesias no se ha arrugado. 'Nada más lejos de mi intención que pedirle que incumpla la ley. Me conformo con que la cambie y como no causa perjuicio legal creo que puede aplicarse con carácter retroactivo', ha explicado el senador. Este argumento ha arrancado aplausos incluso en la bancada socialista. Pero ha ido más allá. Según Iglesias, el Gobierno que preside Rajoy ha pretendido con la amnistía fiscal aplicar el dogma de la Inmaculada Concepción, 'esto es, que la luz pase por el cristal sin tocarlo ni dejando mácula'.

Rajoy, sin inmutarse. Mediante un cúmulo de cifras y porcentajes aseguró que la regularización 'no es la primera que se hace en España y a diferencia de las anteriores esta ha generado nuevas bases impositivas al identificar a quienes se han acogido a esta medida'. Por si fuera poco, ha dicho que es una medida recomendada por la OCDE y aplicada por Estados Unidos, el Reino Unido y Alemania. Y con esto terminó su respuesta.

Con el portavoz socialista no fue mucho más explícito, salvo, de nuevo, para abrumar su parlamento con nuevsa cifras y porcentajes. Marcelino Iglesias ha querido colocarlo en un brete al comparar su cifra de déficit público para 2012 anunciada en el reciente debate sobre el Estado de la Nación, del 6,7 % del PIB, con el porcentaje facilitado por la Comisión Europea el día siguiente que se cifra en el 10,25%.

Iglesias: 'Ni ha cumplido su programa ni ha controlado el déficit público, por mucho que cantinfleen lo que cantinfleen'

En opinión el socialista, al cumplirse catorce meses del Gobierno que preside Rajoy 'todo en España está peor y en crisis. Ni ha cumplido su programa ni ha controlado el déficit público, por mucho que maquillen lo que maquileen, por mucho que cantinfleen lo que cantinfleen', ha esgrimido Iglesias.

Pues bien, las críticas del portavoz socialista no hicieron mella en la coraza de Rajoy, de nuevo bien pertrechada de cifras y porcentajes. Según sus argumentos, el 10,25% que cita la Comisión Europea se debe al agregado de las portaciones al sistema financiero español. 'Se trata de un hecho excepcional y puntual y que no computa', ha esgrimido Rajoy en un par de ocasiones en la misma respuesta.

Pese a que Iglesias al final de su interpelación le citó al ex tesorero del PP, sin citarlo por su nombre pero definiéndole como 'fenómeno de las finanzas', el presidente Rajoy no se dio por aludido. Ni media palabra sobre el asunto. Y llegado a este punto se acabó la historia. La tercera pregunta, del nuevo portavoz del grupo vasco, Jokin Bildarratz, fue de guante blanco al estrenarse en estas lides. La cuestión versaba sobre la Y vasca del AVE. Rajoy le dio buenas palabras y su compromiso en la medida en que haya disponibilidad presupuestaria.