Público
Público

Rajoy deja entrever que algunas comunidades del PP aceptarán la nueva financiación

El presidente del PP calificó la financiación como una "gigantesca chapuza" con el que el "caos está servido"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del PP, Mariano Rajoy, cargó este martes duramente contra el nuevo modelo de financiación autonómica presentado por el Gobierno, que definió como una 'gigantesca chapuza' con el que el 'caos está servido'. Sin embargo, animó a sus comunidades autónomas a que defiendan 'sus intereses propios', justificando así la posibiidad de que mañana opten por la abstención en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera.

'Les ha salido una gigantesca chapuza, que discrimina a los españoles de hoy y que es insolidario con los españoles del mañana', dijo.

'Este no es un modelo ni para la estabilidad ni para la cohesión, por más amenazas que pueda lanzar la vicepresidenta del Gobierno, éste es un modelo profundamente antisocial', declaró Rajoy en una reunión con alcaldes de su partido en la sede nacional del PP.

Dicho esto, el presidente de los 'populares' dió a entender que mañana habrá comunidades del PP que no se opondrán al sistema en defensa de sus intereses. 'Las comunidades tienen la obligación de defender sus intereses propios y yo les animo a que lo hagan, pero el presidente del Gobierno tiene la obligación de defender el interés general, el del todos, el del conjunto de los españoles y ha renunciado a cumplir su obligación para ganar unos meses de estabilidad parlamentaria', enfatizó.

Rajoy, que también criticó que no se haya negociado la financiación local junto con la autonómica, denunció que hayan 'echado' al PP de la Federación Española de Municipios (FEMP) y se esté negociando un modelo de financiación local. A su juicio, es un acto 'zafio y antidemocrático' que el Gobierno central no puede aceptar porque 'abofetea' a los ciudadanos que han votado al PP.

'No vamos a aceptar una negociación de la que se excluye al PP y utilizaremos todos los medios políticos y legales a nuestro alcance, incluido ir a los tribunales, para que este tipo de tropelías no se produzcan en España', concluyó.