Publicado: 03.10.2013 08:38 |Actualizado: 03.10.2013 08:38

Rajoy dice que el temor sobre Fukushima "es infundado" mientras detectan otra fuga de agua radiactiva

El presidente dijo en su visita a la zona de la central afectada por el terremoto de 2011 que esperaba disipar todas las dudas sobre la seguridad. Tepco advierte que la nueva filtración puede haber llegado al mar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha viajado este jueves a la ciudad de Fukushima para subrayar que el temor sobre la zona es "infundado" y ha confiado en que su visita "contribuya a disipar" esos miedos. La visita de hecho no ha servido para lo que pretendía Rajoy puesto que este mismo jueves Tepco ha detectado una nueva fuga de agua radiactiva desde uno de los tanques de almacenamiento y que parte del líquido contaminado puede haber llegado al mar .

Rajoy es el primer mandatario occidental en visitar la ciudad, situada a unos 65 kilómetros de la central nuclear siniestrada tras el terremoto del 11 de marzo de 2011. "Queremos mostrarles que nos les olvidamos y confirmarles que nos tienen y nos tendrán a su disposición en el futuro en todo aquello que podamos ayudar para recuperar la plena normalidad", ha dicho allí el presidente del Gobierno.

Rajoy ha inaugurado en la ciudad una exposición del artista José María Sicilia y posteriormente ha regresado a Tokio, donde se reunirá con el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

Las palabras de Rajoy llegan justo cuando Tepco, la empresa que opera en Fukushima, anunció una nueva fuga.  Según la empresa, se han vertido unos 430 litros de agua y que el líquido contiene una concentración de sustancias radiactivas de 200.000 becquereles por litro, lo que supera ampliamente el límite legal permitido de 30 becquereles por litro.

La filtración se produjo porque el tanque, empleado para almacenar el líquido utilizado para enfriar los reactores, está colocado en una pendiente, lo que ha facilitado que se desborde cuando los técnicos han introducido una gran cantidad de agua de lluvia que se había acumulado en las instalaciones en los últimos días. Esta última filtración ha sido detectada en un tanque del mismo tipo que otro en el que el pasado agosto se registró una fuga de unas 300 toneladas de líquido radiactivo, parte del cual se filtró al mar con un nivel de contaminación cercano a los 80 millones de becquereles por litro.

Del total de cerca de 1.000 contenedores con los que cuenta Tepco en la central para almacenar líquido radiactivo, 350 son de este modelo que ha resultado defectuosos, y que fue fabricado de forma rápida y más económica, con resina para unir sus juntas en lugar de soldarlas, ante la urgencia de la crisis nuclear en 2011. Además de esta nueva fuga, la operadora reconoció a principios de semana una filtración de agua con bajos niveles de radiación desde uno de los tanques contenedores que, al parecer, se desbordó después de que dos empleados de la central lo utilizaran de manera equivocada para transferir allí agua de lluvia acumulada en las instalaciones.

Junto al problema en los tanques de almacenamiento, se estima que la central filtra a diario al océano cerca de 300 toneladas de líquido radiactivo acumulado en el subsuelo de los edificios que albergan los reactores de la planta. Para poder tratar la ingente cantidad de agua acumulada en la central, la operadora reinició esta semana las pruebas de un nuevo sistema para eliminar gran parte de los materiales radiactivos. Según los expertos, el correcto funcionamiento de este nuevo sistema se espera contribuya de manera crucial a solucionar el grave problema, al ser capaz de procesar y limpiar el líquido a un ritmo superior al del incremento de agua estancada.