Público
Público

Rajoy eleva el crecimiento del PIB al 0,7% y dice que el paro no será tan alto

El presidente del Gobierno espera que el recorte de pensiones no sea de 33.000 millones de euros porque "habrá un mayor crecimiento de la economía"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se marchó “por los cerros de Úbeda”, según el portavoz socialista, Marcelino Iglesias, pero dejó sus mensajes en una sesión de control al Ejecutivo en el Senado que dio la impresión de ser de trámite, como casi todo lo que ocurre en la Cámara alta. Fueron un par de llamadas de atención, pero significativas: el crecimiento del PIB este año será del 0,7%, es decir dos décimas más que la última previsión; y que el IPC no sobrepasará el 1% a final de año; todo ello con la convicción de que el porcentaje de paro no será tan elevado como se cree cuando finalice 2013.

Junto a esos datos, que los facilitó en respuesta a una pregunta del senador del PNV Jokin Bildarratz, agregó que a los funcionarios no se les tocarán las pagas extra durante este año ni tampoco en 2014. De todas formas sobre las remuneraciones de los empleados públicos, castigados duramente desde 2010, no dijo nada de su revalorización en los presupuestos del año próximo cuyo proyecto aprobará su Gobierno este viernes en la reunión del Consejo de Ministros. 'La mejora (de los salarios públicos) la haremos cuando podamos', ha dicho Rajoy. La indefinición de la respuesta de Rajoy hizo afirmar al senador vasco que los funcionarios 'seguramente mantendrán la inquietud de cara al año próximo'.

Rajoy asegura que no se les tocarán las pagas extra a los funcionarios ni este año ni en 2014

Tampoco fue concreta su respuesta al portavoz socialista, Marcelino Iglesias, que le solicitaba su opinión sobre las previsiones de recorte de 33.000 millones euros en las pensiones tras la reforma legal que también este viernes aprobará el Consejo de Ministros. 'Espero que la cifra de 33.000 millones de euros que usted cita no se cumpla porque creo que va a haber un crecimiento de la economía española en los próximos años gracias a las reformas que estamos llevando a cabo'.

En opinión del senador socialista por Aragón 'si el ministro Montoro ha afirmado recientemente que vamos a asombrar al mundo muy pronto, qué razón hay para hacer unos recortes tan brutales en el sistema de pensiones. La realidad es que ya está bajando las pensiones cuando les obliga al pago de los medicamentos, entre otras decisiones'. Iglesias, en todo duro, le ha dicho a Rajoy que 'debe una explicación a los miles de pensionistas que le votaron creyendo que con usted la revalorización de las pensiones estaban en mejores manos'.

Rajoy ha tachado de 'dolorosas' pero 'beneficiosas' las medidas que 'ha habido que tomar'Rajoy aprovechó la sesión de control, en la que nadie le preguntó por la delicada relación con la Generalitat tras los acontecimientos de la reciente jornada de la Diada, para mostrar su optimismo respecto a la evolución de los resultados de las reformas emprendidas por su Gobierno.

Tras hacer un recordatorio, una vez más, de la herencia recibida, el presidente del Gobierno destacó la buena marcha del sector exterior, la bajada de la prima de riesgo, el menor coste de la deuda y el aumento de la confianza de inversores, así como la mejora de la competitividad. 'Soy consciente de los esfuerzos que hay que hacer y de las dolorosas medidas que ha habido que tomar, pero todo esto tendrá sus efectos beneficiosos'. En concreto, ha dicho que los presupuestos del Estado para 2014 mejorará las dotaciones para 'el deporte, las becas, la investigación y cultura', ha dicho en otro momento, sin facilitar más datos concretos.

Rajoy, que nada más acabar la sesión parlamentaria se ha trasladado a Nueva York para asistir a las sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, ha realizado una breve declaración en los pasillos de la Cámara alta sobre la operación que iba a sufrir el Rey: 'He hablado con Su Majestad, me ha dicho que estaba animado y yo le he deseado mucha suerte', ha dicho antes de abandonar la sede parlamentaria.