Publicado: 20.11.2013 11:48 |Actualizado: 20.11.2013 11:48

Rajoy niega que la ley de seguridad ciudadana sea "una mordaza"

El presidente del Gobierno asegura que la obligación que tiene su Gobierno es garantizar "la seguridad y la libertad"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha negado este miércoles que la futura ley de Seguridad Ciudadana pretenda imponer una "mordaza" a los españoles que quieren protestar en la calle en contra de las medidas de ajuste aplicadas por el Ejecutivo.

"En absoluto", ha respondido Rajoy al ser preguntado en los pasillos del Congreso si esa futura norma puede suponer una "mordaza" para los ciudadanos como denuncia la oposición.

Ha recordado además que el único objetivo de ese anteproyecto es cumplir la obligación que tiene el Gobierno de garantizar "la seguridad y la libertad" de todos los ciudadanos y ha subrayado que será debatida en el Parlamento, donde los diferentes partidos podrán aportar sus argumentos a favor o en contra.

El Gobierno analizará en un próximo Consejo de Ministros el anteproyecto de ley de Seguridad Ciudadana, para perseguir con mayor eficacia los escraches, la quema de contenedores o las manifestaciones ante instituciones como el Congreso.

Anguita: "Esta ley es la antesala del fascismo y del horror"

El PSOE, entre otros partidos de la oposición, ha calificado el anteproyecto de iniciativa de "represión ciudadana" impropia de un sistema democrático.

No ha sido esa la única reacción en contra de esta polémica ley. El excoordinador general de IU, Julio Anguita, ha advertido hoy, en una entrevista en Radio Euskadi, de que el proyecto de ley anunciada por el Gobierno "para mantener el orden publico es la antesala del fascismo y del horror". Anguita ha expresado su impresión de que España está atravesando "un golpe de Estado incruento y a cámara lenta" porque la Constitución, y otros textos que "vertebran la convivencia, están siendo diariamente violados por los distintos poderes".

El anteproyecto de ley de Seguridad Ciudadana que ha avanzado el Gobierno y que establece, por ejemplo, que "unos ciudadanos no puedan grabar o fotografiar con sus cámaras lo que hace la policía, nos sitúa en un régimen totalmente policiaco", ha reflexionado Anguita.

Además, ha opinado que cuando hay un "estado de excepción económica, social, político, ético y moral" como el actual, "las elecciones no resuelven nada".

Siguiendo con las críticas, la magistrada del Tribunal Supremo y vocal del Consejo General del Poder Judicial, Margarita Robles, también ha dicho este miércoles que el proyecto de ley "rezuma espíritu autoritario de restricción de derechos de los ciudadanos".  "Evoca a tiempos anteriores a la Constitución. Al final lo que se va a pretender son unas limitaciones clarísimas de derechos que tanto nos ha costado consolidar en democracia".