Público
Público

Rajoy: "No me ha gustado que se cuestione la deuda de España"

El líder critica que a España se le pidan más recursos que al resto de la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mariano Rajoy no comprende por qué España es el segundo país de la UE que, según Bruselas, tiene más necesidades adicionales de capital, solo por detrás de Grecia, si no tiene en su cartera deuda soberana del país heleno.

Esa fue la pregunta que se hizo el presidente del PP en su discurso de clausura de la Asamblea General de ATA, en el que dejó entrever que el acuerdo alcanzado en la cumbre de la UE es malo para España: dijo que ve con 'preocupación' esta decisión, puesto que afectará a la capacidad de financiación de las empresas españolas 'durante los próximos meses'

Así, aunque reconoció que la cumbre  ha servido para 'percibir una voluntad de resolver los graves problemas de la UE' por parte de sus líderes, en tono firme mostró su opinión frente a los 26.000 millones que Bruselas estima que necesita la banca española para su recapitalización: 'No puedo compartir que a un país como España, que no tiene deuda griega, se le pida más recursos adicionales que al resto de la UE, salvo Grecia'.

'Es preocupante porque esta decisión va a afectar en el futuro a la financiación de las empresas, las pymes y los autónomos, que van a encontrar dificultades de financiación en el mercado, y afectará de manera muy intensa a la recuperación económica', apostilló.

Antes de acabar, Rajoy lanzó otra crítica: 'No me ha gustado que se cuestione la deuda de España'. Fue una muestra más de que el líder de los conservadores ha modulado su discurso sobre la deuda ahora que ve cerca La Moncloa. No hace demasiado tiempo, apelaba al catastrofismo y a la falta de solvencia de España.

Según argumentó, España ha cumplido sus obligaciones de deuda 'desde el siglo XIX', a lo que añadió que si el PP llega al Gobierno, 'España seguirá cumpliendo'. 'Tenemos la voluntad y tendremos el coraje para afrontar el mayor problema, que es la crisis económica', zanjó.