Público
Público

Rajoy pide "más integración y menos fronteras" tras un frío saludo a Mas

El presidente del Gobierno hace un llamamiento a los líderes políticos, empresariales y económicos del Mediterráneo para defender estos valores. Mañana llevará al Consejo Europeo sus propuestas para acabar con dra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mariano Rajoy ha intervenido hoy en Barcelona en el primer Foro Económico del Mediterráneo con un marcado discurso a favor de 'más integración y menos fronteras'. Lo ha hecho, además, en el momento en que la tensión del Gobierno y la Generalitat ha alcanzado un punto álgido debido a las reivindicaciones independentistas del Govern rechazadas desde Madrid y que ha degenerado ya en desplantes entre ambos ejecutivos en actos públicos. Así se ha podido ver esta mañana, cuando Rajoy ha sido recibido por un Artur Mas muy serio en el Palau de Pedralbes de Barcelona antes del comienzo del I Foro Económico del Mediterráneo.

El presidente de la Generalitat no ha participado en este encuentro al que han acudido hasta diez ministros de Asuntos Exteriores de los países europeos y africanos de las riberas del mar Mediterráneo. La Moncloa no ha permitido a Mas dar un discurso de bienvenida (de 'tres minutos', según la Generalitat) porque el programa estaba cerrado desde hace tiempo cuando lo pidió el Gabinete de Mas. La semana pasada, Mas decidió no acudir a un acto de la patronal catalana presidido por la vicepresidenta -en calidad de presidenta del Gobierno por ausencia de Rajoy- al no permitírsele a él encabezar y cerrar los discursos.

Los dos presidentes se han dirigido un frío saludo esta mañana, ha informado Europa Press, dándose la mano con semblante serio, han hablado unos segundos y han entrado a los jardines del recinto para hacerse una foto con todos los asistentes antes de entrar para la inauguración del Foro. Después de esperar a que Rajoy firmase en el libro de visitas, Mas se ha ido al Parlament para asistir a la sesión de control del Govern prevista para este mismo miércoles por la mañana.

Rajoy ha intervenido en Barcelona con un texto centrado en las ventajas de la 'integración' y el 'acercamiento' frente a las 'fronteras' y la 'lejanía'. Aprovechando la metáfora del mar Mediterráneo Occidental como elemento unificador de países de dos continentes, Europa y África (Portugal, España, Francia, Italia y Malta y Mauritania, Marruecos, Argelia, Túnez y Libia), el presidente del Gobierno ha reivindicado los 'valores' de la convergencia e países e identidades y el 'encuentro', la 'cooperación' y la 'unión'. En su interlocución, ha hecho un llamamiento a los 'líderes políticos, económicos y empresariales' para que reivindiquen esos valores allá por donde vayan, porque es imposible, en su opinión, desarrollarse de forma aislada en una sociedad que es cada 'mas dependiente' en lo internacional.

El presidente del Gobierno ha anunciado en el I Foro Económico del Mediterráneo que mañana llevará al Consejo Europeo, que se celebra en Bruselas el jueves y el viernes, sus propuestas para que ese mar que une a los diez países representados en Barcelona no se convierta en 'una fosa común' de emigrantes que tratan de alcanzar las costas europeas, en referencia, sobre todo, a la isla italiana de Lampedusa, 'un drama de incalculables proporciones' en donde el número de muertos resulta 'insoportable', según Rajoy.

El jefe del Ejecutivo ha insistido en que es necesaria la cooperación de 'los estados miembros de la UE, de instituciones y de agencias' para paliar el drama de la emigración como 'obligación de supervivencia' y no como una 'opción'. Asimismo, el presidente del Gobierno ha informado de que sus peticiones al Consejo se centrarán en solicitar 'apoyo financiero y de medios' a los países limítrofes de la Unión Europea (como es la propia España) y 'apoyo y cooperación con los estados de origen y tránsito de la emigración' hacia Europa. Rajoy ha insistido en que 'la clave' para paliar este drama consiste 'en entender que la mejora de la situación de las personas en los países de origen, el desarrollo de sus condiciones de vida' son decisivos para evitar la emigración de estos lugares.