Público
Público

Rajoy pide perdón por no llevar cinturón de seguridad en su viaje de veraneo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha pedido perdón por no llevar el cinturón de seguridad cuando se le grabó un vídeo en el que se le veía en la parte de atrás del coche durante el viaje con el que comenzó sus vacaciones.

El coordinador de Presidencia del PP, Jorge Moragas, a través de un comunicado, se ha disculpado "en nombre de Mariano Rajoy" por ir en el asiento trasero sin el cinturón, lo que está considerado como una infracción grave por parte de la Dirección General de Tráfico.

"Es un error de un minuto y 33 segundos que ni Mariano Rajoy ni nadie debemos cometer. Por ello, pido disculpas", señala Moragas.

Según el coordinador de Presidencia, Rajoy "es normalmente muy cuidadoso con el cumplimiento de las medidas de seguridad y especialmente con la seguridad de los niños".

"Todos los ciudadanos y todas las autoridades deben cumplir las normas. La vida de todos los ciudadanos, y por supuesto la del líder de la oposición, son demasiado valiosas", concluye la nota.

La escena de Rajoy sin cinturón aparece en el vídeo colgado en internet con el que el líder del PP se despide de sus simpatizantes de la red social Facebook antes de irse unos días de vacaciones a Galicia.

El vídeo, titulado "Descansar para trabajar más", mezcla las imágenes de una carretera y del toro de Osborne tomadas desde un vehículo en el que viaja Rajoy en mangas de camisa y sin corbata.

El Reglamento General de Circulación obliga al conductor y a los pasajeros, tanto de los asientos delanteros como de los traseros, a llevar correctamente abrochado el cinturón de seguridad o el dispositivo de retención cuando vaya a realizar cualquier trayecto de vía urbana o carretera.

El incumplimiento de esta norma se sanciona con multa de 150 euros y la pérdida de tres puntos en el caso de los conductores.

El PP ya se vio envuelto en una polémica a cuento de la seguridad vial cuando su diputado Ignacio Uriarte dio positivo en un control de alcoholemia -el doble que la permitida- el pasado mes de febrero tras colisionar el coche que conducía con otro vehículo en el centro de Madrid.

Uriarte, cuyo caso está en manos del Tribunal Supremo, dimitió como vocal de la comisión de Seguridad Vial del Congreso.