Público
Público

Rajoy pide el voto "a quienes confiaron en el PSOE" hace cuatro años

En un mitin celebrado hoy en Logroño, el candidato conservador ha prometido una Justicia "eficaz, rápida e independiente" y la extensión de los juicios rápidos. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Partido Popular y candidato a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, garantizó hoy una nación con de 'ciudadanos iguales', así como que iba no iba a negociar con ETA 'sino que voy a derrotar a ETA'. Recordó que la negociación con los terroristas de los socialista ha sido un 'verdadero fracaso', al igual que el nuevo modelo de Estado que, en el caso del Estatuto catalán tiene ocho recursos'.

Rajoy, que reconoció que cada vez que realiza una propuesta 'recibo un bofetón', aseguró que 'vamos a trabajar en serio' y que pedirá el voto 'a quienes confiaron en el Partido Popular y a quienes confiaron en el PSOE, y no entienden lo que ha pasado en España en estos cuatro años'.

El presidente de los conservadores realizó estas manifestaciones en la clausura de un acto público del Partido Popular, que se desarrolló en el frontón Adarraga de Logroño, ante unas 3.200 personas, según indicó la organización. Un mitin en el que compartió escenario con el presidente del PP de La Rioja, Pedro Sanz, el candidato del PP número uno al Congreso, Juan Antonio Gómez Trinidad, y la portavoz del Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de Logroño, Concepción Gamarrra.

La intervención del candidato conservador se inició al grito de 'Mariano, presidente', por parte de los asistentes. Después, comenzó su intervención con varias preguntas a la gradas sobre si los ciudadanos 'se fiaban de Zapatero', a lo que él contesto que 'no'. Por ello, se mostró confiado en ser el próximo presidente del Gobierno de España, puesto que el país 'no puede permitirse otros cuatro años de inseguridad e incertidumbre'.

Extender los juicios rápidos

Rajoy abogó hoy por una Justicia 'eficaz, rápida e independiente' en la que no quería 'Bermejos ni Condes Pumpidos'. En este sentido, afirmó que mejorar la justicia 'es mejorar la libertad y la seguridad de los españoles', y apostó por un poder judicial 'en el que sean los jueces y no los políticos los que elijan al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)'.

El líder del PP abogó por extender los juicios rápidos para que a los delincuentes 'se les juzgue cuando hayan sido detenidos y no que entren por una puerta y salgan por otra'. Además reclamó que el Tribunal Constitucional 'resuelva los recursos en un año', porque 'es necesario e imprescindible para el buen funcionamiento del país'.

El candidato del PP al Gobierno aseguró que con La Rioja 'estaré a la altura de las circunstancias' como se hizo, recordó, en la defensa del vino. En este sentido, afirmó que la batalla de la OCM 'la ganaremos, porque hasta el 2015 no entrará en vigor'.

Se comprometió además a que Logroño cuente con tren de Alta Velocidad.

Sobre la liberalización de la AP-68, además de recordar que fue una promesa de Rodríguez Zapatero, indicó que 'no voy a prometer, nunca nada, que no vaya a cumplir', porque 'quiero formar un Gobierno serio, previsible, con principios y que tenga objetivos claros'.

'No se puede gobernar en la inopia'

En referencia al presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró que 'no se puede gobernar en la inopia, en la Luna, hay que estar en la Tierra, planteando debates de lo que a nadie importa' que lo que 'logra es generar muchos problemas'.

En su opinión, 'no se puede mirar al pasado hay que mirar al futuro' y, en este sentido, se comprometió a 'mirar al futuro' y ocuparse 'de los temas reales'.

Responsabilizó a Rodríguez Zapatero de haber 'dilapidado una política económica' que, dijo, 'nos puso a la altura de los países más importantes de Europa'. Añadió que el presidente 'no sabe, ni entiende como vive la gente' porque 'está en los temas que no le interesan a nadie'. De economía, Zapatero 'ni sabe, ni se le espera, ni le interesa, para él todo esta bien, al contrario de todos los españoles'.

Rajoy aseguró que se iba a ocupar de la economía, proponiendo entre otras cuestiones una reforma fiscal. Recordó que los socialista 'recibieron la mejor herencia que puede tener un país, con un país que creaba 2.5000 puestos de trabajo al día, con unas cuentas saneadas' y 'vivieron de la herencia y de la inercia y no hicieron nada'.

Afirmó que 'hemos perdido cuatro años en España pero que hay cuatro años para recuperarnos', ya que 'soplan aires de cambios y hay ventanas abiertas a la esperanza'. Por ello, reiteró que 'vamos a ganar las elecciones' y 'vamos a volver a Europa'.

Zapatero quiere 'cargarse' el vino 

Antes que Rajoy tomó la palabra el presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, quien acusó al presidente del Ejecutivo central, José Luis Rodríguez Zapatero, de 'atacar al corazón más profundo de esta tierra, su seña de identidad por excelencia' como es el vino, que 'se lo ha querido cargar primero con la Ley anti-alcohol y después con la OCM del vino'.

El presidente del PP de La Rioja señaló que Zapatero 'ha discriminado a las Comunidades Autónomas' que las 'ha enfrentado'. Recordó que 'nunca antes habíamos presentado tantos recursos unos contra otros', al tiempo que el jefe del Ejecutivo central 'ha clasificado a las comunidades en primera y segunda, y que entendía que La Rioja era de segunda'.

Le acusó también de mirar a las comunidades 'por el número de votos, en función de quien le mantiene en el poder', ante lo que 'apuesta por unos y desprecia a los otros'.

Sanz aseguró que las promesas 'son para cumplirlas', algo que manifestó 'no ha hecho' el Gobierno socialista. Entre ellas citó la liberalización de la AP-68, compromiso que 'tuvo que cumplir el Gobierno de La Rioja', la financiación del hospital San Pedro, el balneario de Grávalos, las plazas de guardería o las 8.500 viviendas para alquiler.