Público
Público

Rajoy preside una reunión del grupo del PP que nombrará presidentes y portavoces

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder del PP, Mariano Rajoy, presidirá la reunión de su grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados, la primera de esta legislatura, en la que se nombrarán los presidentes de las comisiones adjudicadas al Partido Popular y los portavoces de las distintas áreas.

El grupo parlamentario popular, dirigido por Soraya Sáenz de Santamaría, guarda hermetismo sobre quiénes ocuparán las cuatro presidencias adjudicadas al Partido Popular y las portavocías de grupo en las diferentes comisiones, que los diputados populares conocerán en esa reunión previa al pleno.

No obstante, fuentes del grupo parlamentario popular han confirmado que el diputado por Valencia Esteban González Pons formará parte de la Mesa de la nueva Comisión de Cambio Climático en calidad de vicepresidente.

También se conoce ya que el ex ministro Cristóbal Montoro será el portavoz de Economía y que Vicente Martínez Pujalte, miembro del anterior equipo de dirección del grupo, asumirá Presupuestos.

Mientras, Gustavo de Arístegui repetirá en Exteriores, Andrés Ayala en Fomento e Ignacio Astarloa en Justicia.

Algunos nombres nuevos en el Congreso serán los del diputado por Cáceres Carlos Floriano como portavoz de Medio Ambiente y del diputado por Palencia Ignacio Cosidó de Interior, ambos senadores en la pasada legislatura.

Fuentes del PP han explicado que, pese a que ya hay muchos nombres decididos, hoy mismo se ultiman algunos de estos nombramientos.

Además, una vez despejado que González Pons será vicepresidente en esa nueva Comisión de Cambio Climático, sigue quedando la incógnita de qué puesto se reserva para uno de los fichajes estrella de Rajoy, Manuel Pizarro, ex presidente de Endesa, así como para Juan Costa, que fue el coordinador del programa electoral del PP.

Así, los populares afrontarán el primer pleno que celebra el Congreso tras la apertura de la IX Legislatura, en el que se debatirá la convalidación del paquete de medidas económicas aprobadas por el Gobierno para hacer frente a la crisis y la construcción de una "conducción" por tubería que permitirá trasvasar agua excedente hasta Barcelona.