Público
Público

Rajoy presume de abanderado contra el fraude en plena amnistía fiscal

El presidente del Gobierno avanza que Hacienda ya ha recaudado este año casi 8.500 millones en la lucha contra los defraudadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció este jueves en una comparecencia en el palacio de La Moncloa que la Agencia Tributaria ha recaudado entre enero y septiembre casi 8.500 millones de euros en la lucha contra el fraude fiscal, superando así el objetivo para el conjunto del año, que se fijó en 8.171 millones de euros. en 2011 se recaudaron más de 10.000 millones de euros.

Rajoy, que se reunió en el Palacio de la Moncloa con la cúpula de la Agencia Tributaria, encabezada por su directora, Beatriz Viana, destacó que este dato demuestra que los esfuerzos contra el fraude fiscal tienen 'su fruto' gracias, entre otras cosas, a la aplicación del plan de control tributario aprobado por el Gobierno a principios de año.

Tras felicitar a la Agencia Tributaria y animar a sus trabajadores a que sigan trabajando en beneficio 'único y exclusivo' del conjunto de los españoles, el jefe del Ejecutivo destacó que el Gobierno tiene la obligación de hacer del fraude fiscal 'una práctica en desuso' porque es 'de justicia' y el camino que acerca a España a su objetivo de crecer y crear empleo.

Este mensaje se contradice con la amnistía fiscal decretada por el Gobierno a finales del pasado mes de marzo. Una amnistía que no está dando los resultados esperados: hasta julio Hacienda sólo había recaudado el 2% de todo lo previsto para 2012

Quizá ese mal dato de la amnistía fiscal, ha hecho cambiar el paso al Gobierno y el discurso del propio Mariano Rajoy, que este mediodía dijo: 'Es nuestra responsabilidad cuidar de cada euro, administrarlo con inteligencia y con el respeto que se merece el sacrificio que esta riqueza cuesta generar. Este Gobierno tiene muy claro su mandato y no dudaremos en hacer todo lo que esté en nuestra mano para cumplir con ese compromiso', reiteró.

A fin de garantizar el cumplimiento de estos fines, añadió Rajoy, es lógico que el Estado se dote de instrumentos disuasorios para evitar la evasión y el fraude fiscal, al tiempo que afirmó que el que no paga sus impuestos 'no sólo deja de contribuir al fondo común, sino que hace uso de unos servicios que le están pagando el resto de los españoles'.

En este sentido, recordó la ley antifraude fiscal, aprobada recientemente por el Gobierno y que está ahora en tramitación parlamentaria, y aseguró que junto a las nuevas herramientas recogidas en el código penal, se trata de la reforma legal contra el fraude fiscal 'más ambiciosa' de la democracia.

'La experiencia demuestra que la economía sumergida perjudica incluso a quienes la practican porque merma la riqueza de todos. Velar por que estos comportamientos no ocurran no es sólo exigible desde un punto de vista legal, sino que es un acto de justicia social hacia la gran mayoría que sí paga sus impuestos y contribuye de este modo al beneficio común con su esfuerzo y sacrificio', subrayó.

Los Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) creen que es 'imprescindible' aumentar los medios humanos y materiales en la lucha contra el fraude fiscal. También creen que han destacado que continuar con los recortes es contraproducente para reducir el déficit público y salir de la crisis.

Así se expresó el secretario de la IHE, Francisco de la Torre, en un encuentro con la prensa durante la primera sesión del Congreso de la IHE. De la Torre subrayó que a pesar de que la Agencia Tributaria ha conseguido recaudar directamente más de 10.000 millones en 2012, 'lo que supone ocho euros de retorno directo por cada euro invertido', los recortes han continuado en la administración tributaria.

El portavoz de la IHE destacó en que España gasta en lucha contra el fraude, según su PIB, un tercio de lo que hace Francia y menos de la mitad que Alemania.

Según De la Torre, la reducción de medios en Hacienda, que ha coincidido con la crisis, ha provocado que muchos contribuyentes no paguen sus impuestos.

En cambio, ha mostrado su beneplácito con la ley contra el fraude que ayer fue aprobada en el Senado y que contiene algunas de las reivindicaciones de losinspectores.

Además, ha incidido en que los ingresos fiscales seguirán disminuyendo, entre otras cosas porque las multinacionales logran cada vez más beneficios en el exterior (la mayoría exentos de impuestos en España) y porque el flujo de inmigrantes ha caído e incluso hay una mayor emigración. En cualquier caso, los inspectores sostienen que parte del descenso recaudatorio se debe al incremento del fraude fiscal y de la economía sumergida.