Público
Público

Rajoy proclama que ha llegado el "momento de cambio" que necesita España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que España vive "un momento de cambio político" porque necesita un Gobierno con un programa a cuatro años que ponga fin a "la etapa de improvisación permanente y de ocurrencias" en que se ha convertido, a su juicio, la gestión de José Luis Rodríguez Zapatero.

Rajoy ha resumido con las siguientes palabras el balance de los dos últimos años del Ejecutivo: "Ha sido la etapa del desempleo, de los recortes sociales y de la falta de seriedad, rigor y sentido común".

Lo ha hecho durante la reunión del Comité Ejecutivo regional del PP de Castilla-La Mancha, que ha presidido en compañía de la secretaria general de la formación y presidenta de los populares en la comunidad, María Dolores De Cospedal.

En su intervención, Rajoy ha hecho alusiones a los movimientos de presos etarras, que el Gobierno debe explicar en "convocatoria pública", y a los datos hoy conocidos de la Encuesta de Población Activa (EPA), que registran un leve aumento del desempleo.

También ha criticado la reforma laboral aprobada ayer en el Congreso, pues, en su opinión, no servirá para crear puestos de trabajo al centrarse casi en exclusiva en el abaratamiento del despido.

Aunque sin pedir explícitamente el adelanto electoral, el líder del PP ha hecho hincapié en recalcar que "así no se puede seguir" en España, ya que el proyecto del Gobierno se caracteriza por la "incertidumbre y la desconfianza", y urge por tanto que aparezca un Gobierno con un programa a cuatro años que ratifiquen las Cortes.

"Y la gente podrá estar de acuerdo o no, pero no podemos vivir en esta situación de incertidumbre más tiempo", ha declarado Rajoy para sentenciar luego: "La etapa de la improvisación permanente y de la ocurrencia no puede continuar en España".

El presidente de los populares ha afirmado que su partido, en esa tesitura, seguirá explicando su programa y reforzando su alternativa, y lo hará con responsabilidad.

Ha puesto como ejemplo, en este sentido, que su grupo parlamentario ha respaldado en estos dos años 52 leyes del Gobierno, pero no ha aceptado otras, como la reforma laboral, porque en su articulado no se incluía una sola de las 70 enmiendas del grupo popular.

El PP incidirá en sus propuestas como el "partido de todos" los ciudadanos vivan donde vivan, pues la organización "no es un club", sino una fuerza política en la que "caben muchas personas" a las que une la defensa de España, de la libertad y de la igualdad, ha explicado.

La prioridad, tanto en la oposición como en el Gobierno, será la creación de empleo.

Rajoy se ha remontado a la etapa de José María Aznar para destacar que la crisis tiene solución y a la legislatura pasada para acusar a Zapatero de menospreciar las advertencias de la oposición sobre la llegada de una época de adversidad económica.

Como el presidente del Gobierno no hizo caso, "los españoles son hoy más pobres que ayer", ha asegurado.

Con todo, ha puesto énfasis en esos recortes sociales que conllevaron la congelación de las pensiones, la reducción del sueldo de los funcionarios, la disminución de las ayudas por hijo y el ajuste de la inversión en infraestructuras, medidas que Zapatero puso en marcha a pesar de que meses atrás había negado ir por ese camino, según Rajoy.

Para el líder del PP, eso es "decir una cosa y al día siguiente hacer la contraria, sin matices".

Respecto al Estatuto de Cataluña y la sentencia del Tribunal Constitucional, ha asegurado que en este asunto el Gobierno "ha hecho el ridículo" y Zapatero, en particular, "ha engañado a todo el mundo", actitud que a su entender va a continuar.

De Cospedal, por su parte, ha remarcado que el país atraviesa aún un túnel tras el que no es posible ver la salida a causa de la política económica del Gobierno, que a su entender pasa ya "una factura dolorosa" a los ciudadanos.

Tras indicar que la reforma laboral "se ha hecho tarde, mal y deprisa" y no suscita la adhesión de nadie, ha opinado que en la etapa de Zapatero hay "un antes y un después" de los recortes sociales, y así, se ha preguntado "cuánto costará a los españoles" que el secretario general del PSOE siga en el poder "le cueste lo que le cueste".