Público
Público

Rajoy propone cuatro pactos

El líder del PP asegura que decidirá su voto después de escuchar a Zapatero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del PP, Mariano Rajoy, lleva varios días desgranando cuáles serán sus líneas maestras en el discurso de investidura. En la base de todas ellas, está la oferta a José Luis Rodríguez Zapatero de cuatro grandes pactos de Estado. Se trata de los referidos a política antiterrorista, modelo territorial, política exterior y políticas sociales y pensiones.

En lo referido a política antiterrorista, Mariano Rajoy defenderá el Acuerdo por las Libertades y Contra el Terrorismo que su partido suscribió con el PSOE en el año 2000. También defenderá la importancia de la Ley de Partidos a la hora de actuar contra las formaciones que no condenan el terrorismo.

Políticas sociales

En una legislatura en la que el Partido Popular quiere realizar una oposición 'pegada a la calle', las políticas sociales y económicas serán también prioridad en el discurso de Rajoy. No faltarán referencias a la inmigración, a la seguridad ciudadana, al problema de la
vivienda y a la educación.

Como ya hizo en sus debates televisados antes de las elecciones del pasado 9-M, Rajoy hablará de la necesidad de dar una solución a la subida de los precios y al problema del desempleo. El agua también estará presente. Y es que Rajoy cree que el PSOE 'no ha hecho nada' en esta materia los
últimos cuatro años.

Justicia

La situación de la Justicia en España es para Rajoy 'manifiestamente mejorable' y no pasará por alto este asunto.

El líder de los conservadores ha insistido en que no decidirá su voto hasta escuchar el discurso de Zapatero. 'Depende de su postura ante el terrorismo y de que reconozca que verdaderamente estamos atravesando una crisis económica', explican en el partido. No obstante, recuerdan que su papel es hacer oposición firme, aunque 'constructiva'.

En clave interna, la actuación de Mariano Rajoy de hoy es fundamental. Sus compañeros de filas van a estar muy pendientes de si el discurso de su presidente logra ilusionar. Algo que no consiguió con el de lunes 31 de marzo, cuando anunció sus portavoces en el Congreso y en el Senado.