Público
Público

Rajoy propone un nuevo contrato con indemnización de 33 días a partir de 4, 5 ó 6 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha abogado hoy por un nuevo contrato cuya indemnización podría aumentar progresivamente dependiendo del tiempo que la persona lleve trabajando, y ha apuntado a la posibilidad de que a los cuatro, cinco o seis años la indemnización alcanzaría los 33 días.

En unas declaraciones a TVE, recogidas por Efe, Rajoy ha propuesto un contrato que suponga un estímulo para la contratación indefinida, ya que ahora mismo no se hacen contratos de este tipo porque la indemnización es muy alta, mientras que en el caso de los temporales ésta en cero días.

Rajoy ha recordado que en estos momentos existe un contrato de 45 días de indemnización, uno de 33 -para colectivos de difícil inserción laboral- y otro de cero.

Ha insistido en que con el nuevo contrato que él propone, la indemnización podría aumentar dependiendo del tiempo que la persona estuviera trabajando, porque si no el empresario contratará a aquellos de 0 días de indemnización.

En este sentido, ha añadido que el nuevo contrato "sería bueno" para el empresario porque tendría a un trabajador que se involucraría con la empresa, y también para el contratado porque se comprometería más con la empresa y querría hacer las cosas bien y estar mucho más tiempo trabajando.

Ha apostillado que en cualquier caso la indemnización estaría por encima de los cero días, que son los contratos que se están haciendo ahora en España, lo que ha calificado como el verdadero "drama de lo que está pasando".

Sobre la reforma de las pensiones, ha dicho que es partidario de hablar de todo pero dentro del marco del Pacto de Toledo, y se ha mostrado partidario de aumentar la edad de jubilación pero con "carácter voluntario".

Rajoy, además, ha subrayado que si gobernara propondría congelar el sueldo de los funcionarios este año, y tendría dos prioridades: reducir el déficit y la deuda pública, lo que sabe que es "duro y antipático", y reestructurar el sistema financiero español.

Sobre las declaraciones del comisario europeo Joaquín Almunia, equiparando la situación económica que vive España con Grecia o Portugal, ha dicho que no le gustaron, aunque tenía "toda la razón" porque "no podemos vivir en una situación como esta".

Ha agregado que no cree, en cualquier caso, que España esté como Grecia, un país mucho menos importante en PIB.

Por último, Rajoy se ha mostrado a favor de que el Gobierno, las comunidades autónomas y las corporaciones locales hagan un esfuerzo "conjunto" para reducir el déficit y la deuda pública, aunque ha apuntado que para ello es necesario que el presidente del Ejecutivo lo lidere.