Público
Público

Rajoy reclama un Gobierno fuerte para superar la ingente tarea que se avecina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha reclamado hoy "un Gobierno fuerte muy respaldado" tras las "elecciones más importantes de la historia", porque esa es la mejor manera de que España supere "el momento histórico que atraviesa" y la "ingente tarea" que se le avecina.

Todavía no ha empezado oficialmente la campaña, pero en Córdoba, en un acto con jóvenes, el líder del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno ha aportado algunas de las bases del mensaje que ofrecerá durante las dos semanas que quedan hasta el 20N.

La economía será el hilo conductor del presidente de los populares, por lo que apenas dejará hueco para otros asuntos, aunque en Córdoba no ha tenido más remedio que referirse al terrorismo cuando un ciudadano le ha pedido que hablara de "los asesinos de ETA".

Tras un balbuceo, Rajoy ha respondido que contra los etarras, "ley y Estado de Derecho".

El líder del PP ha destacado que éstas son "las elecciones más importantes de la historia", y más después de conocer que España se acerca a un rebrote de la crisis por el aumento del paro en octubre, ya que, ha añadido, "las cosas no están bien" y el Gobierno ni ha sabido gestionar la economía" ni sembrar confianza. "Con esta gente es imposible la recuperación", ha proclamado.

La tarea que habrá de afrontar el ganador de las elecciones será "ingente y enorme" y requerirá, según Rajoy, "mucha competencia, mucho coraje, mucha valentía y moderación, y mucho diálogo".

"Están en juego cosas más importantes que lo que puedan pensar los partidos sobre temas concretos", ha avisado antes de precisar que lo se pone sobre el tapete en los comicios es: o que sigan "empeorando las cosas cada vez más" o que se vislumbre "una luz al final del túnel".

Rajoy ha llamado al "cambio urgente", y siendo esto fundamental, ha añadido que son necesarios otros requisitos, como la formación de un nuevo Gobierno de gente "competente", que sepa de lo que habla y tome decisiones. En su equipo, si gana los comicios, no habrá personas que "caigan bien o sean más simpáticos".

El Gobierno que él encabece si es investido presidente afrontará "una tarea ingente" plagada de "dificultades", y sin "varita mágica", pues la magnitud de los problemas no puede solucionarse en el corto plazo.

Con todo, Rajoy ha querido terminar su discurso con una apelación a la esperanza: "En los momentos decisivos España siempre ha estado a la altura, como cuando entramos en el euro o tuvo lugar la Transición. Si los españoles fueron capaces de crear millones de empleos a partir de 1996, ser la octava potencia del mundo y de que de España se hablara muy bien, estoy convencido de que ahora podemos repetir".

Para ello, como medida más perentoria, redactará un plan económico global a cuatro años que marque el rumbo del país, ya que así generará la confianza necesaria para remontar la situación.

Después, reducirá el gasto y ayudará a los emprendedores. De hecho, hoy a los jóvenes que estaban en el acto les ha animado a emprender a pesar de la coyuntura.