Público
Público

Rajoy sella el continuismo en el PP, que le da en masa su apoyo como líder

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mariano Rajoy ha sellado hoy el continuismo en el Partido Popular, con una dirección con pocas novedades que afianza a María Dolores de Cospedal como "número dos" y que ha contado con el apoyo masivo de los compromisarios del XVII congreso de la organización.

El 97,56 por ciento de los votos válidos emitidos esta tarde en el cónclave de Sevilla ha refrendado el Comité Ejecutivo, en cuyo núcleo duro estarán, junto a Rajoy y Cospedal, tres hombres: Javier Arenas, Esteban González Pons y Carlos Floriano.

Arenas seguirá siendo el vicesecretario de Política Autonómica y Local, mientras que González Pons será el vicesecretario de Estudios y Programas, y Floriano escala al máximo círculo de confianza como vicesecretario de Organización y Electoral.

Quedan fuera de este equipo todos los ministros del Ejecutivo, y ni Soraya Sáenz de Santamaría ni Ana Mato repiten en el círculo más cercano al presidente, aunque ambas se mantienen como vocales del Comité Ejecutivo Nacional.

A ellas se suman Miguel Arias Cañete, Fátima Báñez, Jorge Fernández, José Manuel García Margallo, Cristóbal Montoro, Ana Pastor y Alberto Ruiz-Gallardón.

Entre los nombres del Comité Ejecutivo están también Ana Botella, Rita Barberá, Teófila Martínez, Jorge Moragas, Juan Ignacio Zoido y dos novedades: Manuel Cobo, número dos de Gallardón durante cerca de nueve años en el Ayuntamiento de Madrid; e Ignacio González, hombre de la máxima confianza de la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre.

Al anunciar la lista de la nueva dirección, Rajoy ha reconocido que le ha resultado muy difícil hacerla, que ha intentado acertar y que aunque alguien pueda pensar que ha cometido errores, no ha pretendido hacer daño a nadie.

"No sobra nadie ni se jubila a nadie", ha garantizado.

En su discurso, el líder del PP ha admitido que el partido se puede resentir en el día a día con tantas responsabilidades de gobierno en todas las administraciones y por ello ha subrayado la necesidad de atender la organización, de cuidar la "casa".

Ante los más de 3.000 asistentes al cónclave, ha asegurado que el PP no admitirá "negligencias ni despilfarros" en el manejo de los recursos públicos y ha exigido a todos el mayor esfuerzo y rigor para evitar conductas inapropiadas.

Ha instado así al partido a ser "un modelo de conducta política y moral", y también a parecerlo, y, aunque ha admitido que se pueden cometer "deslices" o "caídas", ha advertido de que el partido las perseguirá con rigor.

El plato fuerte de la mañana había sido el discurso del expresidente del Gobierno José María Aznar, quien ha saludado afectuosamente a Rajoy a su llegada al plenario marcando distancias con el frío apretón de manos que le dio en el complicado congreso que vivieron los populares hace cuatro años en Valencia.

Aznar ha llamado al PP a "regenerar el Estado" y a hacer "patriotismo" para dejar atrás cuanto antes la etapa del "peor Gobierno de la democracia".

Convencido de que Rajoy escribirá una página "brillante" de la historia, el expresidente ha denunciado la herencia recibida del Gobierno socialista y a quienes decían que el PP no tenía programa y ahora se muestran escandalizados por el programa que ostenta el partido.

"Saldremos de la pesadilla y lograremos el futuro que queremos", ha subrayado.

No ha olvidado Aznar la lucha antiterrorista y, de nuevo, ha vuelto a confiar en Rajoy para que caiga sobre los criminales "todo el peso de toda la ley" y se lance un claro mensaje a los etarras: "Nosotros ganamos y ellos pierden. Sin un ápice de confusión".

En esta segunda y penúltima jornada del congreso del PP, Mariano Rajoy ha querido dar de nuevo un espaldarazo a la candidatura de Arenas en su camino a la Junta de Andalucía y, exultante, ha confesado "sin ningún pudor" que ya están sintiendo "la alegría por el triunfo" su compañero el próximo 25 de marzo.

Para Asturias, sin mentar al todavía presidente del Principado, Francisco Álvarez-Cascos, ha deseado un gobierno "moderado, con mesura y tranquilo" liderado por Mercedes Fernández, la nueva candidata popular.

Ha habido hoy también tiempo en el Congreso para un segundo y emotivo homenaje al desaparecido presidente fundador del partido, con un vídeo en el que el propio Manuel Fraga recordaba anécdotas de su vida personal y de su larguísima carrera política.