Publicado: 28.10.2014 17:22 |Actualizado: 28.10.2014 17:22

Rajoy usa el Senado para leer una nota de "disculpas" del PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dado la nota esta tarde en el Senado al utilizar la sesión de control en la Cámara baja para leer una nota de disculpas en nombre de su partido, el PP, tras los recientes casos de corrupción en los que se han visto involucrados cargos de la formación política conservadora. Esta actitud marca un hecho sin precedentes en la historia del parlamentarismo español.

"Quiero decir que entiendo y comparto la indignación que siente la sociedad española por lo últimos acontecimiento (...). En nombre del PP quiero pedir disculpas al pueblo español", ha dicho Rajoy leyendo un papel que en realidad era un comunicado de prensa del Partido Popular. Lo ha hecho cuando se suponía que debía responder a la senadora Chivite, portavoz del grupo parlamentario socialista, que le preguntaba sobre el aumento de las desigualdades sociales en España. La bancada socialista ha prorrumpido con gritos de "dimisión".

Rajoy ha empleado cuatro de los siete minutos de los que dispone para sus dos intervenciones en el habitual cara a cara con sus interpelantes en la lectura de su comunicado. El presidente del Gobierno, además de la petición de disculpas, se ha comprometido a mantener "una limpieza" en la actividad política e institucional, momento en el que ha sacado pecho para relatar las medidas de regeneración política que ha puesto en marcha su Gobierno.

La senadora socialista, que evidentemente no esperaba ese arranque del presidente del Gobierno, ha improvisado una buena respuesta: "Usted ha rehusado hasta en ocho ocasiones comparecer en el pleno del Congreso de los Diputados para debatir este tipo de asuntos. Hoy mismo mi grupo ha presentado una más. En lugar de hablar aquí comparezca la semana próxima en un pleno monográfico en el Congreso de los Diputados. Usted tiene la ocasión para debatir todo esto. Hay un país que sacar adelante; póngase las pilas o échese a un lado", ha dicho Chivite. Entre aplausos, la bancada socialista ha vuelto a repetir gritos de "dimisión" dirigidos al presidente del Gobierno.

"Vamos a ampliar las medidas anticorrupción para que cualquier cargo público se lo piense dos veces antes de corromperse. Hemos negociado con la oposición (...) pero si no es posible lo sacaremos con solo los votos del PP. Si estos casos han salido es por la denuncia desde instancias oficiales, prueba de que el Estado de derecho funciona. Muchas gracias.", ha terminado de decir Rajoy para acabar su "comunicado".

En la réplica a la segunda respuesta de la portavoz socialista, que ha sido muy respaldada por su grupo a juzgar por los aplausos recibidos, Rajoy ha echado mano del "y tu más" cuando ha afirmado que declinaba "entrar a citar los implicados en el caso de los ERE y otros imputados de su formación".

Esta parte de la sesión de control ha estado salpicada de no pocos incidentes sonoros protagonizados por ambas bancadas, pero con especial vehemencia desde la de los populares desde donde se han lanzado no pocos descalificativos hacia la portavoz socialista. Uno de los parlamentarios más activos ha dido Jorge Moraga, el jefe de Gabinete del presidente del Gobierno que, en su condición de diputado - que compagina con su cargo en Moncloa con rango de secretario de Estado - se sentaba en un escaño tras el portavoz del grupo popular en la Cámara alta. Esa imagen también es inédita en el parlamentarismo español.

La actuación de Rajoy ha sido afeada a continuación en el siguiente turno de preguntas. El senador Jesús Enrique Iglesias Fernández, de IU y miembro del grupo mixto de la cámara, le ha espetado: "Usted no es respetuoso hacia la cámara al convertir la sesión de control en una lectura de una nota de prensa del PP". Unas palabras que han sido aplaudidas por la bancada de la oposición. En sus dos intervenciones, para responder al senador Iglesias sobre la violación de la legislación en las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla, no ha hecho referencia a sus palabras iniciales ni al reproche del senador de IU.

La lectura del "comunicado" por parte de Rajoy descarta que acceda a comparecer la semana próxima ante un pleno extraordinario del Congreso de los Diputados tal y como han solicitado los grupos socialista y de La Izquierda plural con el respaldo del grupo mixto de la Cámara baja.

Sin embargo, en la reunión de la Junta de Portavoces del Congreso celebrada este martes por la mañana el PP no se opuso expresamente alegando que no se habían formalizado ante el registro las peticiones de un pleno extraordinario. El propio presidente de la cámara, el popular Jersús Posada, en una conversación informal con periodistas a primera hora de la tarde dijo: "Me da que no va a haber un pleno extraordinario la semana próxima".


http://www.quoners.es/q/trafico-influencias