Publicado: 18.03.2014 14:43 |Actualizado: 18.03.2014 14:43

Rajoy, sindicatos y patronal apuestan por un nuevo marco salarial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los sindicatos y la patronal han informado hoy martes al presidente del Gobierno y a la ministra de Empleo de su intención de "acompasar la evolución de los salarios con el proceso de recuperación de empleo" en el marco de la negociación colectiva para lograr un "nuevo acuerdo general de convenios que sustituya al actual [II Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva]", en cuanto finalice su vigencia a finales de 2014. En este sentido también, Gobierno e interlocutores sociales coinciden en la necesidad de revisar "el papel del SMI [Salario Mínimo Interprofesional] y su evolución a futuro".

Éste es uno de los puntos recogidos en la nota emitida de forma conjunta desde el Palacio de La Moncloa y por la que se ha conocido la reunión que esta mañana han mantenido Mariano Rajoy y Fátima Báñez con los máximos responsables de UGT y CCOO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, y de la patronal CEOE y Cepyme, Joan Rosell y Jesús Terciado. El encuentro, que no había sido anunciado por ninguna de las partes, ha servido entre otras cosas para que Rajoy active un diálogo social prácticamente inexistente desde su llegada a La Moncloa, en noviembre de 2011.

Precisamente, si en algo insiste la nota emitida por Presidencia del Gobierno es en la necesidad de "impulsar el diálogo social para favorecer el cambio de ciclo económico, la creación de empleo y la cohesión social" mediante la "adopción de grandes pactos" entre sindicatos y patronal y entre ambos y los "poderes públicos", lo cual, según el texto, "debe seguir siendo una de las grandes señas de identidad de la sociedad española". Para favorecer todo ello, Gobierno, sindicatos y patronal van a desarrollar "un ambicioso calendario de negociaciones", ya sea en el ámbito tripartito (Gobierno, sindicatos y patronal) o bipartido de negociación colectiva (patronal y sindicatos)

UGT, CCOO, CEOE y Cepyme se suben al carro del Ejecutivo en la nota distribuida por éste cuando asegura que todos los reunidos coinciden en que "la economía española ha registrado signos de cambio, aunque persiste un elevado nivel de desempleo", que debe combatirse con la apertura de "una nueva etapa" de impulso de "medidas destinadas a favorecer el crecimiento de la actividad, impulsar la creación de empleo y consolidar la evolución positiva de la demanda externa, favorecer el crecimiento de la actividad, impulsar la creación de empleo y reforzar la cohesión social".

El comunicado de La Moncloa hace referencia también a las políticas europeas y a las de ámbito presupuestario y fiscal. De las primeras, y en plena precampaña para las elecciones al Parlamento Europeo, el texto apela a la necesidad de combinar las políticas de austeridad ("políticas que hagan sostenibles las cuentas públicas", dice exactamente) con "políticas e impulso de la actividad económica e inversión productiva que cotribuyan a la generación de empleo y garanticen una protección social adecuada", aunque no da detalles, más allá del refuerzo de la "concertación permanente entre el Consejo Europeo, el Consejo, la Comisión, el Parlamento, y los interlocutores sociales, en particular en la orientación de los objetivos del semestre europeo".

Gobierno e interlocutores sociales se proponen, asimismo, emprender la negociación para reformar el sistema de formación para el empleo y subrayan, entre otras cosas, su apuesta por el "uso eficiente y transparente de los recursos públicos". Lo hacen, además, en pleno escándalo por la estafa descubierta en la patronal madrileña en el ámbito de estos cursos.