Público
Público

Rajoy suministra camisetas de la Roja a la cúpula vaticana

Entrega una al Papa con quien mantuvo una audiencia de 24 minutos y otra al Secretario de Estado, el cardenal Tacisio Bertone

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Papa Francisco recibió hoy en audiencia en el Vaticano al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, con quien habló a solas durante 24 minutos.

Francisco recibió a Rajoy en la Biblioteca Privada y, tras un cordial saludo, se sentaron frente a frente. En los primeros momentos de la audiencia el presidente del Gobierno español contó al Papa que estuvo en el Encuentro Mundial de las Familias, que se celebró en Valencia en 2006 y que acudió con uno de sus hijos, que entonces tenía un año y ahora tiene ya siete. Después se cerró la puerta de la Biblioteca y ya no se escuchó más. Concluida la audiencia, entró en la sala la esposa de Rajoy, Elvira Fernández, y el séquito del jefe del Gobierno español, compuesto por nueve personas, entre ellas el jefe de gabinete, Jorge Moragas, y el embajador de España ante la Santa Sede, Eduardo Gutiérrez Sáenz de Buruaga.

Tras las presentaciones, Rajoy regaló al Papa un facsímil del libro De aetatibus mundi imagines, del 1500, obra de Francisco de Holanda, hecha para el rey Felipe II. También le regaló la camiseta de la selección nacional de fútbol española, 'la Roja', firmada por todos los jugadores.

Francisco agradeció los dos regalos y cuando tomó la camiseta, que la abrió para ver las firmas, recordó que el pasado miércoles, durante la audiencia pública, también recibió la camiseta del club Atlético san Lorenzo de Almagro, de Buenos Aires, equipo del que es socio.

Rajoy le explicó el libro y le contó que el original se encuentra en la Biblioteca Nacional Española, de Madrid. El Papa obsequió a Rajoy con una pluma realiza por los Museos Vaticanos. Cuando se despidió del Papa, Rajoy le dijo: 'ha supuesto una gran alegría (la audiencia), estábamos necesitados de ella'.

Según fuentes de la delegación española Francisco y el presidente del Gobierno español han expresado su preocupación por la situación derivada de la crisis que se vive en España y han apostado por el diálogo social para superarla y para abordar también el momento político-institucional existente en el país. En ese intercambio de impresiones, Rajoy ha trasladado a Bertone su preocupación por las consecuencias sociales de la crisis en España y le ha explicado las medidas económicas que ha ido adoptando su Gobierno.

Rajoy y el Pontífice también han hablado de la situación político-institucional de España, 'reconociendo la necesidad de diálogo entre todos los componentes de la sociedad basado en el respeto mutuo y que tenga en cuenta valores como la justicia y la solidaridad en la búsqueda del bien común', según el Vaticano. La Santa Sede ha señalado que el presidente del Gobierno y Bergoglio han constatado las buenas relaciones bilaterales y han analizado otros asuntos de interés para la Iglesia en España; entre ellos, y sin aportar detalles, el matrimonio y la familia, la importancia de la educación religiosa.

 

Mariano Rajoy se entrevistó después con el secretario de Estado Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone, al que también regaló una camiseta de la selección nacional de fútbol, sabiendo que el 'primer ministro' del Vaticano es un apasionado del 'calcio' (el fútbol italiano).

Mariano Rajoy llegó al Vaticano pocos minutos antes de las 11 de la mañana local (09.00 GMT). En el patio de San Dámaso le rindió honores un piquete de la Guardia Suiza y fue recibido por el prefecto de la Casa Pontificia, el arzobispo Georg Ganswein, que es también secretario privado del papa emérito Benedicto XVI.

Tras atravesar la monumental sala Clementina y otra salas del palacio apostólico, Rajoy, acompañado de Ganswein, entró en la Biblioteca privada, donde le esperaba el papa. A la espera de conocer oficialmente lo tratado, Rajoy, según fuentes del gobierno español, expresó al papa su deseo de reafirmar las relaciones entre España y la Santa Sede y le reiteró la invitación de que visite lo antes posible territorio español.

El Gobierno español está convencido de que la condición de latinoamericano de Francisco puede imprimir un sello especial a su relación con España, y aunque es consciente de la cargada agenda que el pontífice va a tener en los próximos meses, espera que pueda concretarse una visita cuanto antes. La última vez que un presidente del Gobierno español visitó el Vaticano fue el 10 de junio de 2010, cuando el papa Benedicto XVI recibió al socialista José Luis Rodríguez Zapatero.