Público
Público

Ramzi vuelve a la cima en 1.500, Higuero quinto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El bahrainí Rashid Ramzi, desaparecido durante un año tras su paso triunfal por los Mundiales del 2005, regresó a la cima del medio fondo al proclamarse campeón olímpico de 1.500 con un tiempo de 3:32.94 mediante un esprint de 200 metros que le puso fuera del alcance del keniano Asbel Kiprop y del neozelandés Nicholas Willis.

El francés Mehdi Baala, segundo favorito, fracasó en su intento de subir al podio y terminó cuarto, por delante del español Juan Carlos Higuero, que, en su progresión sobre la recta de meta, obtuvo su mejor resultado en grandes campeonatos.

El keniano Asbel Kiprop puso un ritmo alto (56.48 en los 400). Luego se ralentizó la carrera (1:56.06 por el 800) y el grupo llegó compacto a los últimos 200 metros. Ahí Ramzi lanzó el ataque decisivo que terminó dándole la victoria pese a la amenazante progresión de Kiprop en la recta final.

Ramzi, eliminado en semifinales en Atenas 2004, quería meter miedo a sus rivales, de ahí que ya el primer día rematara su serie con un insólito esprint que le llevó a dar la última vuelta en 50 segundos y ganar con un tiempo de 3:32.89, excepcional para una primera ronda. Los apostantes pusieron todo su dinero al dorsal del bahrainí, sobre todo cuando en semifinales cayó el campeón del mundo y subcampeón olímpico, el estadounidense Bernard Lagat, que no podrá optar a una tercera medalla olímpica.

Las leyes del 1.500 son inexorables y nadie, ni siquiera el gran dominador de la prueba -lo sabe Hicham El Guerruj, hoy retirado- está libre de verse envuelto en las turbulencias de la carrera más táctica del programa atlético.