Público
Público

El rapero Sean Combs apuesta por España como entrada de sus diseños en Europa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El rapero estadounidense Sean "Diddy" Combs, conocido no solo por su polifacética carrera artística, sino también por su línea de ropa urbana masculina, decidió apostar por España como puerta de entrada de sus diseños al mercado europeo.

"Mi sueño es ampliar el negocio y convertirlo en una firma internacional, y no se me ocurre un lugar mejor que España para empezar a cumplirlo", dijo en una entrevista con Efe el conocido rapero, de 39 años, quien hace una década decidió probar suerte en el mundo de la moda y crear la firma "Sean John".

El que fuera novio de la actriz y cantante Jennifer López se mostró convencido de que sus diseños tendrán éxito en España, así como en Europa, gracias "al estilo Nueva York" que caracteriza a sus colecciones.

"Hay un cierto estilo metropolitano de Nueva York en mis creaciones, algo que puede gustar en España y con lo que los chicos españoles pueden diversificar los estilos que existen hasta ahora", explicó Combs, conocido por estar detrás temas tan famosos como "I'll Be Missing You" o "Bad Boy For Life".

El cantante afirmó, sin embargo, que el diseño de sus colecciones de ropa no es "exclusivamente estadounidense" y aseguró que sus prendas son "más internacionales ahora", por lo que puede ver "a muchos hombres de España vistiendo la ropa de Sean John".

"Hay ciertas cosas que no varían en ningún país. Vestir bien es un idioma internacional. Aunque creo que en España se respira un aire sexy y especial que admiro y que me ha inspirado", aseveró Combs, cuya ropa se podrá encontrar en exclusiva en centros de El Corte Inglés.

El rapero presenta estos días en Nueva York sus apuestas para la primavera de 2010, unos nuevos diseños ideados para un hombre "más moderno y más contemporáneo, a quien le gusta vestir de manera casual, pero sin olvidarse de trajes, camisas y corbatas, que dan un aspecto más presentable para los hombres de negocios".

Esas prendas, divididas en tres líneas, reciben en esta ocasión la inspiración de tres generaciones, de "los chicos malos y roqueros de los cincuenta, los mod de los sesenta y los B-boys de los ochenta".

Sean "Diddy" Combs, también conocido como "Puff Daddy", "P. Diddy" o "Diddy" a secas, se ha ganado fama de empresario todoterreno, a quien no le ha dado miedo meterse en el negocio de la moda, así como en otros muchos que lo han colocado como uno de los artistas más ricos de Estados Unidos.

"La moda es una forma de expresión visual, con la que muestras tu estado de ánimo. A menudo, la ropa que llevas es una expresión de ti mismo y de cómo te sientes ese día", explicó el rapero, que ocupa este año el segundo lugar en la lista que la revista Forbes dedicó a los artistas de hip-hop más ricos.

Según esa revista, el cantante neoyorquino, ganador de tres premios Grammy de la música, los más prestigiosos de la industria, ganó treinta millones de dólares el pasado año y sólo fue superado por otro de los grandes, Jay-Z, quien consiguió embolsarse 35 millones.

Los ingresos de Combs se deben, además de a su marca "Sean John", a los que consigue con su compañía de discos, Bad Boy, al éxito de su perfume, "I am king", así como a los programas de televisión que produce -"Making the Band" y "Run's House"-, los restaurantes que regenta e incluso a la marca de vodka Ciroc a la que representa.

"Me siento afortunado de haber podido hacer tantas cosas diferentes e intento hacerlas todas lo mejor posible", explicó a Efe el artista, quien además ha actuado en Broadway, en la conocida serie de televisión "CSI: Miami" y hasta en películas de Hollywood.

Su último coqueteo con el cine llegará a las pantallas el año que viene y llevará por nombre "Get Him to the Greek", una comedia dirigida por Nicholas Stoller ("Forgetting Sarah Marshall", 2008) y en la que también aparece la cantante Christina Aguilera.

Combs además ultima los detalles de su próximo álbum "Las Train to Paris", un disco del que no quiere explicar mucho aún, pero que espera que se convierta "en número uno", porque habla de algo tan universal como "una historia de amor, sobre encontrar el amor, perderlo y recuperarlo".