Público
Público

Rapero Shakur lidera una lista de "sobrevalorados" en la música

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La persona más sobrevalorada de la música es el fallecidorapero Tupac "2Pac" Shakur, un icono del hip-hop que vendió más discos después de ser asesinadoque durante su breve carrera, según la revista de música Blender.

Shakur lidera una jocosa lista que también incluye "lugares, tendencias y otra basura en el rock"incluida en el número de octubre, que llegará a las tiendas la semana que viene.

Otros finalistas en la clasificación de más sobrevalorados incluye a los premios Grammy en elnúmero 7, a Pink Floyd en el 12 y "la música que te gustaba de adolescente" en el 23.

Shakur, un rapero "gangsta" que mostró su lado más sensible en el cine, fue asesinado en 1996durante un tiroteo desde un coche en Las Vegas que aún continúa sin resolver. En los añossiguientes se han publicado más de una docena de discos suyos, y su imagen es casi tan ubicuacomo la del Che Guevara o Bob Marley.

Pero a pesar de que Shakur era un rapero decente con un "insensato carisma de estrella del rock",según la revista, también "hizo discos con relleno mediocre y auto-idolizante".

No es la primera vez que las páginas de Blender tratan de rebajar la imagen de Shakur. En sunúmero de junio, el rapero Lil Wayne le colocó entre sus cinco raperos favoritos aunque luegoadmitió que en realidad nunca le había gustado tanto.

En cuanto a los Grammy, el mayor premio de la industria de la música en Estados Unidos, larevista aseguró que ver toda la ceremonia es "como ver pintura secándose en la frente de CelineDion".

Además, continuaba Blender, los bises son sobre todo para que los grupos puedan ir entrebambalinas a consumir drogas mientras el público se pregunta si debería salir antes para evitar lamultitud en el aparcamiento.

Por su parte, la veterana banda de rock Pink Floyd era responsable de "insoportables payasadasLSD" y se daba a sí misma una "importancia pretenciosa".

En cuanto a los cerebros adolescentes, advertía la publicación, "pueden inflar a un gran grupo aproporciones mesiánicas", y convertir una mala canción en la más significativa.