Publicado: 11.11.2013 15:11 |Actualizado: 11.11.2013 15:11

Rato elude cualquier responsabilidad sobre las preferentes

El expresidente de Bankia comparece en el Parlament de Catalunya y culpa al Banco de España: "Todo pasó por el supervisor"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Bankia entre enero de 2010 y el 7 de mayo de 2012, Rodrigo Rato, admitió este lunes ser responsable de las decisiones que tomó en este cargo, en unas fechas que excluyen el tiempo de venta de participaciones preferentes e incluyen la decisión de canje, que "cumplía las condiciones de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)".

Al ser preguntado por si asumía algún tipo de responsabilidad civil, penal o patrimonial por Bankia y si consideraba que debía estar en prisión, Rato se limitó a responder que se hacía "responsable" de las decisiones tomadas en su mandato.

En la comisión de investigación del Parlament sobre las posibles responsabilidades derivadas de la actuación de las entidades financieras y la posible vulneración de los derechos de los consumidores, Rato añadió que la cotización de Bankia hasta el 7 de mayo de 2012 "era equiparable a la del resto de entidades". Rato está imputado en la causa que investiga la salida a Bolsa del banco nacionalizado y las condiciones en las que se produjo la fusión de las siete cajas que dieron lugar a la entidad.

Al inicio de su comparecencia, Rato ya advirtió que al ser "parte de un procedimiento abierto en la Audiencia Nacional" no podría extenderse en valoraciones personales "por respeto al juez y a las partes". Con todo, señaló que ya expuso su parecer en la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados en julio de 2012. Allí reivindicó que su equipo actuó "correctamente", en colaboración y sintonía y con el control de los organismos correspondientes, atendiendo de forma estricta a la ley y sin coste alguno para el contribuyente.

Mientras esperaba su turno de comparecencia, Rato visitó las instalaciones del grupo parlamentario del PP catalán y habló con su presidenta, Alicia Sánchez-Camacho, que le ha acompañó a la sala de la comisión de investigación.

Como se ha dicho anteriormente, Rato no incluyó entre sus responsabilidades la emisión de preferentes: aseguró que esa emisión por Caja Madrid y su posterior canje por acciones de Bankia contaron con el aval del supervisor bursátil, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Rató aseguró que "todo pasó por el supervisor" y que ningún titular de esos productos híbridos estaba "obligado" a acudir al canje.